Publicidad

Claves y consejos útiles de Gaya Joyas para elegir el diamente de tus joyas

Encontrar un diamante y no morir en el intento, no es tan fácil como parece. Te contamos unos trucos para saber lo que te estás llevando.

  • Accesorios novia
  • Guest-blogger

Dicen que los diamantes son para siempre, lo cual es ideal para reflejar el amor entre una pareja de novios. Un anillo solitario de diamante simboliza la unión eterna e indestructible entre los amantes.

¿Qué observar cuando se esta comprando un diamante?

Publicidad

El Instituto Gemológico de América (IGA), institución sin fines de lucro dedicada a la investigación y formación en el campo de la gemología y joyería, estableció el uso de cuatro (4) factores principales para la clasificación y evaluación de diamantes: el color, la claridad, el corte y el carat weight (peso em quilates). Estos factores desarrollados por la más respetada autoridad de los diamantes en el mundo han sido popularmente conocidos como las “4 C’s”, y entenderlos es esencial para saber reconocer el diamante perfecto para usted!

¿Cómo elegir el mejor anillo de compromiso? Ten en cuenta la regla de las 4 C’s.

guardar Carlos Kormendy
Créditos: Carlos Kormendy

El color

La mayor parte de los diamantes presentan tonos que van del blanco al amarillo. El color exacto de un diamante se determina mediante una paleta de colores reconocida internacionalmente. El color va desde D, incoloro – y el más codiciado –, a Z, el más amarillo. Los diamantes también pueden tener otros colores, como marrón, anaranjado, rosa, azul, etc. La tonalidad más intensa de estos matices de color recibe el nombre de “fantasía,” conforme el certificado. Estos diamantes de colores son realmente escasos, por lo que su precio es muy elevado.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Los diamantes con menos color tienen una mejor calidad y mostrarán fuego más colorido. Un diamante con un grado de color de D, E o F son considerados incoloros. Los grados de color de G, H, I y J se consideran casi incoloros y pueden ofrecer valores excelentes.

El éxito de los anillos de compromiso de colores. ¿Cómo te gustaría que sea el tuyo?

guardar
Créditos: Gaya Joyas

La claridad

La claridad se refiere a su pureza, o sea, cuántas manchas se pueden ver en el interior y en la superficie de un diamante, y donde se encuentran posicionadas. Un diamante perfectamente claro es lo más deseable, y tendrá la más alta calificación de claridad. Cada imperfección o falla de color dentro o fuera del diamante disminuirá su nivel de claridad, y por lo tanto, su valor. Incluso los diamantes fantasía poseen calificación de claridad, y tendrán un mayor valor basado en qué tan perfectos y uniformes son y en qué cantidad de defectos incluyen.

Los gemólogos usan pautas estrictas para resumir y mapear los defectos o inclusiones en un diamante. Mientras que los diamantes con una claridad impecable son raros y costosos, un diamante sin defectos visibles a simple vista, conocido como limpieza ocular, puede ofrecer un valor excepcional sin sacrificar el brillo.

Joyas para novia. ¡60 espectaculares diseños que marcarán la diferencia!

guardar
Créditos: Gaya Joyas

El corte

El corte, el único de las “4 C’s” que está determinada por la habilidad artística y no por la naturaleza, se refiere a las proporciones, simetría, acabado, y pulido de un diamante. Estos son factores que influyen sobre las cualidades reflectoras y de brillantez del diamante, teniendo en cuenta que un mal corte amortigua el brillo o resplandor, al impedir que la luz se disperse uniformemente.

El grado de corte se establece de acuerdo con el rendimiento, las dimensiones y el acabado de la luz de un diamante. Incluso con un color y una claridad excepcionales, si un diamante está mal cortado, se verá opaco. Por lo tanto, a la hora de elegir, huye de los diamantes opacos!

¿Cómo combinar un anillo de compromiso con los aros de matrimonio? ¡Logra la unión perfecta!

guardar
Créditos: Gaya Joyas

El carat weight (peso en quilates)

El quilate, contrariamente a la creencia popular, no está directamente relacionado con el tamaño de un diamante, sino a su peso. Un quilate corresponde a 0,2 gramos o 200 miligramos. El término punto para la joyería es una medida de peso de los diamantes. El punto es una medida que equivale a 0,01 quilates, es decir, 100 puntos corresponden a un quilate. Así, cuando alguien dice que un diamante tiene 20 puntos, está diciendo que ese diamante pesa 20 veinte puntos y, por lo tanto, 0,20 quilates.

Los diamantes grandes son más raros que los diamantes pequeños, lo que significa que cada subsecuente quilate de peso hace que el diamante sea más costoso ya que el valor por quilate aumenta junto con el tamaño del diamante. Pero en ese caso no hay mucho secreto, ¡cuanto más grande sea mejor!

También te puede interesar Novias con diamantes, zafiros, perlas… ¡joyas atemporales que te acompañarán toda la vida! y ¿Cómo elegir las joyas de matrimonio? ¡Asegúrate de brillar camino al altar!

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Gaya Joyas Anillos compromiso y aros
Publicidad

Danos tu opinión