Publicidad

Cómo manejar el estrés en los preparativos de la boda. ¡Aquí te contamos!

Es natural que con los preparativos de la boda, el estrés, la ansiedad y los nervios estén presentes; sin embargo, esto no puede hacerte olvidar lo más importante de ese día, que es el celebrar el amor de la pareja y disfrutar el aquí y ahora.

Cómo manejar el estrés en los preparativos de la boda. ¡Aquí te contamos!
Foto vía Shutterstock
  • Antes del matrimonio
  • Consejos
  • Novios
  • Salud

Para una pareja la boda puede considerarse como uno de los días más significativos de sus vidas, lo cual indudablemente, como en otras situaciones, puede generar un estrés elevado ya que implica tener en mente una lista de detalles y decisiones que pueden ser consideradas cruciales, donde la premisa será: “todo tiene que salir perfecto”. Si bien es cierto que es natural que puedan aparecer diversos contratiempos, no obstante, el bucle de ansiedad puede hacer olvidar lo más importante de ese día, que es el celebrar el amor de la pareja y disfrutar el aquí y ahora.

Recuerda que el estrés es una respuesta adaptativa del organismo frente a situaciones de tensión, nos mantiene alerta y favorece en la toma de decisiones. Es por ello que debemos recordar cómo poder canalizarlo de una manera adecuada para evitar respuestas negativas a nivel físico, emocional y conductual. Es por ello por lo que, en este artículo, te dejamos algunos tips de cómo manejar el estrés preboda.

guardar
Foto vía Shutterstock

Acude a tu pareja

Es importante buscar durante el día momentos para desconectarse, piensa en todas las cosas positivas que están sucediendo, y sobre todo, que no estás solo(a), pues tienes a tu pareja al lado para una mejor resolución, en otras palabras, relativiza el problema.

Expresar las inquietudes de una manera asertiva

Entendemos que el miedo a que ocurra algo malo es natural y parte de la propia ansiedad y estrés ante esta celebración tan importante. Es por ello que contar con el apoyo de alguien cercano con quien hablar y expresarse es muy importante. Un amigo, un familiar, padre, madre o hermanos, suelen ser un punto de soporte importante en cualquier situación vital. Así mismo, también debemos considerar la posibilidad de recurrir a un profesional si vemos que las sensaciones de ansiedad pueden sobrepasarnos.

guardar
Foto: Capturing Dreams

Irritabilidad y mal genio

El fastidio, malhumor e irritabilidad son emociones secundarias frente a la ansiedad y estrés. Es por ello que tener una caja de herramientas es muy importante. Ten en cuenta todo aquello que te ayuda a relajarte, entendiendo que aquí “vale todo”: un buen baño, salir a pasear solo o acompañado de una persona de confianza, unos minutos en soledad, o un aliado siempre bienvenido como el deporte, puesto que el ejercicio físico es una buena manera de reducir niveles de estrés por su capacidad de generar endorfinas. Aquí también puedes incluir técnicas de respiración como la diafragmática, contracción y distención muscular, concentrarse en la respiración y en el recorrido del aire por el cuerpo, entre otras.

Dormir

Si bien es cierto que parece la primera opción en mente, muchas veces podemos obviarla, y para ello recordemos que la consecuencia de no dormir lo suficiente es negativa y aún más al estar expuesto a una situación de estrés, lo que equivale a menores niveles de atención, concentración y menos recursos cognitivos.

Hábitos alimenticios

El estrés suele contribuir a variaciones del peso corporal, siendo que algunas personas pierden el apetito debido a la ansiedad y otras, que no paran de comer. El alimentarse de una manera saludable y hacer ejercicio serán tu apoyo fundamental para combatir el estrés y no generar malestar tanto fisiológico como emocional.

guardar
Foto vía Shutterstock

Reserva un tiempo propio

El tener el apoyo de la pareja, familia y amistades es fundamental en este momento, no obstante, recuerda que también es importante darse un tiempo para sí mismo, a solas, para hacer aquello que tienes costumbre de hacer en pro de relajarte; como ver una película, leer un libro entre otras actividades.

Recordar lo que más aprecias junto al ser amado

Recuerda que aquella ansiedad y nervios también la tiene tu pareja, siendo aquellas sensaciones similares. Por ello es recomendable hablar con él o ella y compartir de estas inquietudes; asimismo, no te olvides de aquellos momentos más valorados junto a tu futuro esposo(a) y el proceso que hizo que te enamoraras de esa persona tan especial para ti.

guardar
Foto: Andrés Torres Photgrapher

El estrés preboda es natural, dentro de los límites saludables, puesto que nos hace acordarnos que nos uniremos en matrimonio con alguien a quien amamos, por ello debemos estar atentos a que no nos juegue en contra. Te puede interesar leer:

Estrategias para fortalecer la relación: ¡la importancia del respeto y la consideración!

¿Cómo manejar la desconfianza en la pareja generada por las redes sociales?

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Danos tu opinión

¡Recibe el 100% de tus regalos como dinero en efectivo!