Publicidad

¿Cuáles son los temas para conversar antes de convivir? Te contamos

Hay ciertos temas que toda pareja debería conversar antes de tomar la decisión de comenzar a vivir juntos. El hecho de compartir un espacio en común es una idea muy atractiva, sin embargo hay aspectos que tratar.

¿Cuáles son los temas para conversar antes de convivir? Te contamos
Foto vía Shutterstock
  • Vida en pareja
  • Consejos
  • Novios
  • Pareja

En este artículo hablaremos acerca de lo que toda pareja debería conversar antes de tomar la decisión de comenzar a vivir juntos, puesto que el hecho de compartir un espacio en común con la pareja en primera instancia es una idea muy atractiva por la expectativa que genera estar juntos mucho más tiempo de los clásicos encuentros ocasionales, es importante que la emoción no nos haga olvidar conversar de algunos puntos importantes.

¿Ambos estamos de acuerdo?

El primer tema que debería abordarse es el hecho de que cada uno de los protagonistas de la relación estén de acuerdo con cohabitar un espacio físico, puesto que en ocasiones podría suceder que un miembro de la pareja todavía no se sienta listo para dar ese gran paso y termine aceptando solo por complacer al otro.

Digamos que Patricio y Raquel son una pareja que lleva 3 años de relación, ambos viven aún con sus padres puesto que a sus 25 años todavía están posicionándose en el ambiente laboral. Por parte de ella existe franco interés de que puedan vivir juntos para poder compartir mas tiempo; no obstante, Patricio opina que aún no es viable dar ese paso porque tiene la sensación de que aún les falta a ambos desarrollarse como personas para compartir un espacio físico en común.

guardar
Foto: Capturing Dreams

Virtudes y defectos

Una vez que tenemos la confirmación de que por parte de ambos quieren pasar a la etapa de cohabitar, el siguiente tema a conversar podría ser el hecho de conocer las virtudes y defectos del prójimo para que logren sobrevivir a la convivencia sin que ninguno quiera salir corriendo después de los primeros quince días. Les comento el caso de Vanessa y Fabricio, un par de adultos jóvenes que han tomado la decisión después de 5 años de relación de mudarse a un departamento que ambos están comprando.

De plano su relación se caracteriza por la confianza y compromiso hacia el otro, de manera que ambos son capaces de aceptar sus propias limitaciones y comprender las del otro. Por ejemplo, Vanessa no es precisamente una amante de la cocina y Fabricio es muy escéptico con la comida comprada.

Distribución de tareas y espacio personal

Siguiendo el hilo, otro tema de excepcional importancia sería la organización de los tiempos y las actividades de las cuales cada uno se encargará, además del espacio personal que cada uno necesita para sus necesidades y pasiones. Ahora tenemos el caso de Julio y Ernesto que llevan 5 años de relación, ambos están bien posicionados en el aspecto laboral y cuentan con los medios para adquirir un departamento por lo que deciden dar el siguiente paso.

Es importante reconocer que ambos tienen profesiones totalmente distintas dado que uno es abogado y el otro ingeniero, por lo que de por sí no comparten horarios laborales en común y los días en que descansan no coinciden con frecuencia. Ambos tienen una rutina muy atareada, por lo que deciden establecer un horario detallado mediante el cual puedan coincidir por lo menos durante el día para poder almorzar juntos, así como para realizar las compras de la semana, el mantenimiento y aseo de la casa, entre otros. También es relevante mencionar que cada uno tiene pasatiempos distintos, mientras que Julio adora pasarse horas jugando Dota, Ernesto disfruta mucho de salir a hacer ejercicio, por lo que cada uno respeta el espacio de ocio que tiene el otro.

guardar
Foto vía Shutterstock

Cuidado con las expectativas idealizadas

Para finalizar, un último tema a abordar es la expectativa idealizada que tienen algunas parejas con respecto a la convivencia. Por ejemplo, suelo recibir en consulta casos de algunos consultantes jóvenes que me comentan acerca de que les encantaría convivir con su pareja porque piensan que se acabarían las distancias y podrían estar más tiempo juntos. Si bien es cierto que la etapa de convivencia abre todo un espacio para que las parejas puedan pasar tiempo juntos, también representa un autentico desafío en el que dos estilos de vida se verán confrontados, se presentaran situaciones diversas en las que tendrán que aprender a ser tolerantes y aceptar incondicionalmente a la pareja.

Te puede interesar leer:

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Danos tu opinión

¡Recibe el 100% de tus regalos como dinero en efectivo!