Descubre por qué eliges el mismo tipo de pareja

Descubre por qué eliges el mismo tipo de pareja

Te has preguntado por qué tus anteriores parejas tienen comportamientos similares. ¿Qué tiene esto que ver en la elección de tu compañero(a) de vida? Te contamos

Descubre por qué eliges el mismo tipo de pareja
  • Vida en pareja
  • Consejos
  • Pareja

¿Cuántas veces frente a una ruptura no hemos escuchado la frase: “todos (as) son iguales”?… pero ¿todos (as) son iguales o es que tú buscas siempre el mismo tipo de pareja? ¿De pronto te has dado cuenta de que la mayoría de tus ex tienen algo en común? ¿Será solo una casualidad o es como si algo de ti los atrajera? En el siguiente artículo te ofrecemos una posible explicación al respecto.

La influencia de nuestras primeras relaciones

Si te preguntas cuál fue tu primera relación, ¿qué responderías? Seguramente lo asocias a tu primer amor o primera pareja, haya sido formal o no.  Sin embargo, esa no fue tu primera relación. Si bien el término “relaciones” se emplea mayormente para parejas, la verdad es que nuestras primeras relaciones o vínculos (ya denotando una dinámica afectiva) resultaron ser con nuestros padres, madres y/o cuidadores en nuestros primeros años.

El revisar nuestros primeros vínculos puede darnos muchas luces acerca de por qué escogemos un mismo tipo de pareja, entendiendo que por supuesto no es una cosa de azar. La teoría y la práctica nos muestran que la forma en cómo nos relacionamos con nuestros padres, así como lo que observamos en la relación entre ellos como pareja, influye en las expectativas que nos hacemos de las relaciones, y en lo que buscamos en la otra persona.

guardar
Créditos: EpicStockMedia

Por supuesto, estos no son los únicos elementos que influyen en la elección de pareja, están elementos como la atracción física y rasgos de personalidad, pero para propósitos del siguiente artículo, nos detendremos en la importancia de nuestros vínculos primarios.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Si nuestra relación con nuestros padres constituyó desde el principio en una relación sana y satisfactoria, donde nos sentimos seguros, confiados, amados y aceptados, e incluso observamos esa relación entre ellos como pareja, es muy probable que repitamos el patrón al buscar parejas similares que nos ofrezcan el mismo bienestar.

Sin embargo, si la relación con nuestras primeras figuras de cuidado no resultó una relación sana, sino que estuvo marcada por inseguridad, poca aceptación, rechazo, hostilidad, o en general, no satisfizo nuestras necesidades, es posible que al ser adultos y buscar una pareja, lo hagamos con preocupaciones y miedos que hemos estado arrastrando desde niños, no siempre eligiendo las mejores opciones.

guardar
Créditos: Juan Alfredo Fotografía de Bodas

En ese caso, ¿qué terminaríamos eligiendo? Pues probablemente buscaríamos inconscientemente personas que mantengan ese conflicto que arrastramos de base, con la esperanza de esta vez sí conseguir aquello que no conseguimos una vez, o quizá simplemente es que no podemos ver otra forma de relacionarnos.

A modo de ejemplo

Es probable que una persona cuyos padres fueron muy estrictos, exigentes y críticos, busque inconscientemente una pareja con la que pueda satisfacer la necesidad de ser aceptado. Por una parte, puede encontrar una pareja igual de exigente y crítica que sus padres, y continuar actuando para ganar aceptación, ya que es la forma de relacionarse que conoce y puede que quiera intentar revertir la historia de sus padres con su pareja. O, por otra parte, la persona podría más bien seleccionar una pareja con la que pueda no sentirse amenazada en su valía personal, escogiendo una persona que perciba como “inferior”, tomando el lugar de sus padres y mostrándose crítica y estricta con su pareja.

No obstante, es importante entender que esto no es una ley, y que no tiene que ser aplicable a todos los casos, existen elementos como la resiliencia que pueden hacer que una persona, aun con un pasado difícil, pueda salir bien de esa situación y no tener que necesariamente repetir la historia.

guardar
Créditos vía Shutterstock

¿Qué puedo hacer para evitar que siempre se repita la historia?

El pasado es importante, nos marca… pero recuerda: no nos determina, así que creemos que siguiendo ciertas recomendaciones esta dinámica podría revertirse o resultar mejor para ti.

1. La importancia de conocerse a uno mismo

Las rupturas son dolorosas. Sin embargo, pueden enseñarnos mucho. Puedes perder a una persona, pero recuerda, no sólo se pierde, también puedes ganar mucho aprendizaje si te permites reflexionar al respecto, aun cuando sea doloroso.  Pregúntate a ti mismo (a), ¿qué tienen en común las parejas que has tenido? ¿Qué es lo que buscas en una pareja? ¿Qué necesidades no están cubiertas y sigues buscándolas en otros? ¿Cuáles son tus temores asociados? ¿Qué limites no estás colocando?

2. La importancia de permitirse estar solo

Por favor, tras una ruptura, permítete tiempo para estar a solas. Si bien no hay un tiempo ideal para volver a tener una relación tras una ruptura, sabemos que iniciar una nueva relación justo después de una ruptura probablemente sea una decisión que no se tome con mucha premeditación, y más probable es que se repita la historia.

En consonancia con lo anterior, son en estos momentos de soledad cuando podemos llegar a encontrar muchas respuestas acerca de nosotros mismos, así que, aún cuando tengas miedo a la soledad, permítetela, puede ser una gran aliada. No puedes pretender que una pareja va a solucionar tus problemas. Puede acompañarte en el proceso, más no ser el motor del mismo o la pieza principal.

3. La importancia de la psicoterapia

El proceso de conocerse a sí mismo puede ser difícil y confuso, por lo que una forma ideal para llevarlo a cabo es a través de la guía y orientación de un psicólogo o psicóloga que pueda brindarte su ayuda y mostrarte elementos de los que podrías no ser tan consciente o darte cuenta tan fácilmente.

guardar
Créditos: ELI & ALEJO Photo + Film

A modo de conclusión

Por supuesto que no somos ni seremos perfectos. Cada persona tendrá necesidades distintas que buscará satisfacer con su pareja, y no existe algo así como la pareja perfecta.  Por lo tanto, más allá de enfocarte en no escoger al mismo tipo de persona, enfócate en ti, y si te topas con el mismo tipo de persona, lo que tiene que ser diferente es las forma en cómo te vinculas o te relacionas con tu pareja.

De esta forma, siguiendo con el ejemplo antes mencionado, si tienes una pareja exigente y crítica, lo que tiene que cambiar es la forma en cómo te relacionas con ello, colocando límites y haciendo respetar tu valía personal.

Te puede interesar otros artículos de los expertos invitados de Libera.pe:

Estas son las características de las relaciones tormentosas y cómo detectarlas

Diferencias interpersonales: objetivos, intereses y cómo afrontarlas en tu relación de pareja

Del noviazgo al matrimonio: una transición a objetivos de vida en común