El sexo con tu pareja se volvió rutinario, pero ¿por qué pasa esto?

El sexo con tu pareja se volvió rutinario, pero ¿por qué pasa esto?

A lo largo de nuestra vida nos formamos muchas expectativas acerca de cómo deberían ser las relaciones sexuales y muchas de estas resultan lejanas a la realidad. Y con la rutina, es cuando nos empezamos a preguntar y formular teorías.

El sexo con tu pareja se volvió rutinario, pero ¿por qué pasa esto?
Foto vía Shutterstock
  • Vida en pareja
  • Recomendaciones
  • Pareja

Si te has mantenido con una misma pareja por mucho tiempo, probablemente hayas caído en la llamada rutina, situación que puede generar mucho malestar y preguntas como ¿será que ya no le quiero? ¿será que ya no me gusta? ¿qué nos pasó? ¿quizá deberíamos separarnos?

Frente a estas preguntas, te brindamos algunas palabras de aliento: ¡no te preocupes!, es totalmente normal. Lo que pasa es que, a lo largo de nuestra vida, nos formamos muchas expectativas acerca de cómo deberían ser las relaciones, y muchas de ellas pueden resultar muy lejanas a lo que en realidad es, tal como lo son los videos pornográficos al compararse con el sexo en la vida real.

guardar
Foto vía Shutterstock

Expectativas de cuentos de hadas

Muchas veces creemos que, una vez encontrada la persona ideal, todo debería desenvolverse con facilidad, casi como “por arte de magia”. De igual forma lo pensamos en el sexo, pensamos que todo debería sentirse bien desde el principio y mantenerse así, por lo que, si algo no “fluye”, pensamos que algo malo ocurre con nosotros o con nuestra pareja.

Pero la verdad es que las cosas no funcionan en piloto automático. Para poder mantener una buena relación de pareja y una sexualidad satisfactoria en pareja, la clave es la perseverancia. Se espera que una pareja pase por momentos altos y bajos, por lo que el secreto para poder sobrellevar esas idas y vueltas está en tener una buena comunicación y tener una actitud de lucha por la relación, reinventarse cada día nuevas formas de transmitir afectos.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Eso sí, para eso no sólo es importante conocer bien a nuestra pareja, lo que le gusta y lo que no, sino también conocernos a nosotros mismos, para poder transmitirle a nuestra pareja lo que esperamos de ella en cada una de las áreas de la relación. Aclarando: sobre todo en el terreno de la sexualidad, tu pareja NO debería saber todo lo que te gusta y disgusta, tú deberías comunicárselo directamente.

guardar
Foto vía Shutterstock

Recomendaciones

Si sientes que el sexo se está volviendo rutinario, te invitamos a probar algunas de las siguientes recomendaciones. Pero recuerda, no son recomendaciones que funcionen para todos, tienen que ir probando cuáles se adecúan a ustedes como pareja:

1. Probar cosas nuevas

El sexo se vuelve rutinario cuando ocurre de la misma forma, en los mismos lugares y situaciones similares. Por lo tanto, una forma de avivar la pasión puede ser realizando cambios en su forma de tener relaciones sexuales:

  • Cambiando de lugar: no siempre tiene que ser en la cama, en el cuarto o en su casa. Eso sí, si se aventuran a un lugar público, por favor, ¡sean responsables! -Cambiando posiciones: en internet puedes encontrar nuevas posiciones que quizá nunca hayan probado y que pueden resultar igual o más placenteras que las usuales.
  • Introduciendo nuevas prácticas sexuales: quizá no solo cambiar de posición, sino introducir otros elementos, tales como: el uso de juguetes sexuales, el sexting, juego de roles, masajes tántricos, bailes eróticos, embadurnarse sustancias corporales, atarse, sexo oral, etc.
guardar
Foto vía Shutterstock

2. La importancia de la autoexploración

No olvides que la clave de una buena sexualidad es conocerse a uno mismo, lo que te gusta y lo que no, tu pareja no siempre te ayudará a descubrirlo, tienes que hacerlo tú mismo (a). Recuerda, el placer principalmente te lo das y te lo permites tú.

Por lo tanto, no olvides continuar explorando cada zona de tu cuerpo y nuevos intereses. Las prácticas masturbatorias, el ver pornografía u otras prácticas de sexualidad individual no son algo que solo ocurra en la adolescencia o antes de formalizar una relación, es algo que debe ir siempre en paralelo al sexo en pareja, y durante toda la vida.

3. La clave está en la comunicación

Por supuesto que para poder mantener una sexualidad satisfactoria en pareja es necesario el poder hablar de sexo con nuestro compañero (a). ¡No teman hablar de sexo! Puede ser muy liberador, solo entiendan que nadie es perfecto y estamos para aprender, aun cuando ya hayan pasado ciertos años.

guardar
Foto vía Shutterstock

4. Estar atentos a los problemas de pareja

Por supuesto que el sexo a veces no es el problema principal, solo que muchas parejas se percatan de sus problemas cuando el sexo es el que empieza a flaquear. Si hay problemas de pareja, de convivencia u otros, antes que focalizarnos en mejorar las prácticas sexuales, tenemos que enfocarnos en esos problemas y ver la forma de solucionarlos, con o sin ayuda profesional.

5. Mantener una actitud de interés

Mantenerse con una misma pareja por mucho tiempo no es una tarea fácil, y muchas veces es una cuestión de actitud. Mantener una actitud positiva y buscar que nuestra pareja constantemente se vea interesada en nosotros (por ejemplo, arreglándonos, tomando la iniciativa, etc.), así como mostrarle a nuestra pareja lo mucho que nos interesamos en él o ella (por ej. recordarle lo que nos gusta de él o ella, hacer comentarios positivos, etc.), es algo fundamental.

guardar
Foto vía Shutterstock

A modo de conclusión

Recuerda que es importante que ambos integrantes de la relación estén dispuestos a intentar poner en práctica estas recomendaciones, sin que sea una exigencia ni imposición de uno hacia el otro. Finalmente, el sexo es solo otro elemento más de la dinámica de pareja, no es lo único y no siempre lo principal. Así mismo, es importante que ambos trabajen por la relación, ya que, si sólo uno rema, cual bote, sólo darán vueltas y no avanzarán.

Te interesará también leer sobre estos temas: tenemos problemas en la relación: ¿necesitamos terapia? o tus amigos o yo: cómo evitar la situación en la vida de pareja.