Fabiola y Sebastián: ¡amor a primera vista y una boda llena de vida y color!

Fabiola y Sebastián: ¡amor a primera vista y una boda llena de vida y color!

No te pierdas la romántica y elegante boda de Fabiola y Sebastián. ¡Una historia de amor que nació en la Universidad y que durará para siempre!

Fabiola y Sebastián: ¡amor a primera vista y una boda llena de vida y color!
  • Real weddings
  • Romántica
  • 2020
  • Lima

¿Crees en el amor a primera vista? A veces cuando la persona indicada llega a tu vida lo sientes desde la primera vez que la ves, lo sientes aún más cuando empiezan a conversar y sientes como fluye la “química”. Así pasó con los protagonistas de esta historia de amor.

Fabiola y Sebastián planearon una boda llena de magia para festejar el mejor día de sus vidas. Fue una ceremonia con mezcla de colores fuertes, emotiva y de mucho amor. ¡Conoce los detalles de esta ceremonia especial!

guardar
Créditos: Caracol de Menta

Historia

Fabiola nos contó que conoció a Sebastián en el primer ciclo de la Universidad. Recuerda que fue el primer día de clases y que ella fue la primera en verlo. Cuando todavía se sentía un poco perdida en el campus, notó que cerca de su salón de clase estaba él, conversando con otra persona de una forma que le llamó mucho la atención, llevaba una casaca de cuero, un pantalón de corduroy azul roto y una guitarra en el hombro, todo un rock star.

Él tenía clase en el mismo salón que ella y a las pocas semanas ya pertenecían al mismo grupo de amigos, pero casi no habían hablado. Al final del ciclo y del año se aventuraron a conocerse, gracias a las redes sociales (messenger en ese tiempo) y quedaron para salir. Sebastián siempre ha sido una persona muy tranquila y que le ha dado mucha paz.

guardarCréditos: Caracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Sebastián también nos quiso compartir que ambos eligieron carreras equivocadas, pero acertaron en conocerse. Él la vio luego de las dos primeras semanas por una especie de “error”: el profesor de Marketing no había asistido a la clase y, mientras esperaba en el pasillo de un pabellón, un grupo de chicos le dijo para ir a la biblioteca. Ahí estaba ella quién se rió de su primer sarcasmo: “Que Dios, de existir, era precisamente un extraterrestre”. Él se enamoró ese día, pero lo supo unos días después en la misma clase de Marketing cuando ella entró y lo miró con un carita de ángel salvador: lo había salvado, pero nuevamente él no lo sabía. Son los dos únicos errores que agradece porque así pudo conocer al amor de su vida.

Al mes de salir empezaron su relación y tuvieron mucho tiempo más para seguir conociéndose a detalle. Su aniversario es un día once y estuvieron once años juntos antes de que Sebastián le pidiera matrimonio. “Me encanta porque el 11 es un símbolo de nuevos comienzos y oportunidades” (Fabiola, 2020). Sebastián demoró porque consideraba que Fabiola merecía el escenario perfecto para este momento y no lo había conseguido aún.

Fabiola nos contó que Sebastián le pidió matrimonio en Argentina, un país que siempre quisieron conocer por la cantidad de cultura y arte que hay para disfrutar. Sebastián agregó que optó por este lugar porque ella ama el mar y sus primeras citas fueron en el malecón de Miraflores frente al mar.

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

Ese viaje fue su primer viaje fuera del país y fue inolvidable, hicieron tour de museos, centros culturales, fueron al teatro, vieron shows de tango e intentaron bailar (algo que no suelen hacer juntos porque a Sebastián no le gusta mucho). Hubo largas caminatas, conversaciones por la ciudad e infinitas comidas con vino. El día de la pedida fue muy gracioso porque según el itinerario les tocaba viaje en ferry por el Río de La Plata, y Fabiola tenía mucha ilusión porque siempre había visto fotos y videos del río brillando hermoso en días soleados, pero ese día llovió como nunca y el cielo era gris. Cuando subieron al ferry, la mayor parte del tiempo estuvieron dentro almorzando, y ella estaba triste porque el día no era como esperaba que sea.

guardarCréditos: Caracol de Menta
Caracol de Menta

Sebastián la animó, le dijo que hasta los días grises tienen su encanto y que para él estar con ella ahí ya era algo especial. Luego, estuvieron recordando todas sus anécdotas desde el día que se conocieron. ¡Fue muy divertido y romántico!

Cuando subieron a cubierta para observar el paisaje y tomarse fotos, veía a Sebastián muy nervioso pero no dijo nada. Luego les dijeron que bajaran porque aún seguía lloviendo y era peligroso. Cuando la lluvia se detuvo, volvieron a subir y para ese momento llevó un selfie stick para grabar y tomar fotos, mientras Fabiola giraba en la superficie del ferry que se tambaleaba, él la perseguía nervioso, ella no entendía, solo reía mientras lo veía en la pantalla del celular y grababa. Se detuvo y le dijo para tomarse un selfie, se puso detrás de ella y mientras disparaba el selfie stick sacó del bolsillo de su casaca una cajita, la abrió y sacó el anillo. Después de varios segundos se percató en la pantalla de su celular que había sacado un anillo y se emocionó mucho.

Sebastián se detuvo frente a ella, se arrodilló y le preguntó ¿Quieres ser mi esposa? Y Fabiola le dijo que sí. En ese momento estaban casi solos, solo una pareja de viejitos mirándolos emocionados, aplaudiendo y felicitándolos por el compromiso. Fue demasiado hermoso y divertido ese momento. Sebastián, comentó que todo salió mal y que fue lo más gracioso del mundo: el intentando sacar el anillo del bolsillo interior de su casaca sin que ella se diera cuenta mientras que ella se movía por todos lados apuntando su “arma favorita”, el selfie-stick. Desde ese momento ambos estaban listos para iniciar los preparativos de este ¡matrimonio en Lima!

Caracol de Menta

Preparativos de los novios 

El vestido fue de Perú Novias pero antes de encontrar esta tienda que le salvó la vida, dar con el vestido ideal fue un poco difícil para Fabiola. El diseño que tenía en mente e incluso un powerpoint con todos los detalles era difícil de encontrar. No se inclinaba por lo clásico, sino por algo más actual, ligero y fresco. Lo mando a diseñar con seis meses de anticipación, pero dos meses antes se dio cuenta que no le entregarían lo que quería y fue ahí cuando entró en crisis y busco en todas las aplicaciones de boda una nueva opción. Ahí fue cuando se encontró con Cristina de Perú Novias, vio el vestido en su página web, le pareció mágico y fue de inmediato. Ella fue muy amable y el vestido estuvo listo una semana antes de la boda.

El estilo del vestido de novia fue corte princesa, en la parte de atrás dejaba lucir su espalda y en la parte de adelante tenía un escote pronunciado, tul en transparencia y encaje de flores que caía a lo largo del vestido, esto le daba un toque sexy y moderno. Además, Cristina le añadió unos detalles que realzaron aún más el vestido. El vestido tenía una cola grande y alrededor de ella también tenía un encaje con flores y ramitas. Todos los encajes evocaban la naturaleza al igual que sus joyas. “El vestido era clásico, algo que inicialmente no imaginé usar en mi boda, pero me encantó porque sentí que le dio aún más feeling al momento de bajar por las escaleras e ingresar a la ceremonia”. (Fabiola, 2020)

guardarCréditos: Caracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

Para complementar el look de novia Fabiola lució joyas que le regaló su mamá, Directora de Unique – Yanbal y juntas eligieron joyas del catálogo que iban con su personalidad. Escogieron pendientes y un collar en forma de hojitas con pequeñas perlas y brillantes Swarovski que evocaban la naturaleza, romanticismo y elegancia. 

La idea de diseño del bouquet que quería Fabiola fue plasmado por Éfira. Confío en ella porque tiene arte en las manos y mucha energía. Éfira combina flores, hojas y otros tipos de planta con diferentes colores para que el ramo se vea cómo un degradé entre lo suave y natural. El ramo de Fabiola tuvo rosas rosadas aún sin abrirse y otras abiertas, follaje verde, flores y rosas blancas, algunas flores pequeñas, lluvia seca de tono rosa y lavanda intenso con suculentas colocadas en diferentes partes del arreglo floral. ¡Fue hermoso! (Fabiola, 2020). El botoniere también lo hizo Éfira, fue una baby suculenta con follaje, rositas y una cinta lila.

En cuanto al calzado, Fabiola los diseñó previamente en su mente y con una foto de referencia los mando a hacer en el Palacio de la Novia. Unos zapatos con brillantes en toda la parte delantera, con tiritas y cierre en la parte de atrás. Para ella era mucho más importante sentirse cómoda con los zapatos, entonces pidió que tengan un taco cuadrado y no tan alto para poder bailar y caminar con tranquilidad.  

guardarCréditos: Caracol de Menta
Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

En cuanto al peinado y maquillaje, Fabiola confió en la habilidad de su mamá, quién más la conoce y fue ella quién la peinó. Meses antes de la boda, practicaron tanto el maquillaje como el peinado.Mi mamá me decía desde el principio que no hay novia sin moño y al final me convenció”. (Fabiola, 2020). Le hizo un peinado ideal y como toque le colocó unas flores blancas naturales. El maquillaje fue suave, en tonos tierra y rosados para resaltar el color de su piel canela y el énfasis del maquillaje estuvo en los ojos. “Que mi mamá me peine y maquille hizo el momento aún más especial”. (Fabiola, 2020)

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardar
Créditos: Caracol de Menta
guardar
Créditos: Caracol de Menta

El novio por su parte, lució un terno hecho a medida por Lavalliere, la mejor casa de diseño para hombres. Fue confeccionado con algodón egipcio baby pink traído del extranjero a pedido. Sebastián, estaba listo para sorprender a Fabiola.

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

Los aros de la pareja fueron adquiridos en Aldo & Co. Fabiola se sorprendió porque Sebastián los mandó a diseñar especialmente para ella. El diseño no era clásico y tenían incrustaciones de diamantes pequeños formando un halo. Los novios quedaron muy contentos con el resultado, quedaron hermosos, a medida, con todas las especificaciones y engreimientos solicitados ¡Unos verdaderos maestros! (Sebastián, 2020)

Tanto el anillo de compromiso como los aros de boda fueron diseñados por Aldo & Co. Sebastián los eligió y mandó a grabar con sus iniciales (FS) y fecha de matrimonio, todo fue una linda sorpresa.

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

La ceremonia

La ceremonia civil y recepción se realizó el día de su aniversario de enamorados, 11 de enero del 2020 en Villa Milano en Pachacámac. Después de visitar varios locales este local les gustó porque estaba bien cuidado, tenía un jardín con árboles, flores y un área de césped amplio, una pérgola para realizar la ceremonia, un salón blanco con balcones y una escalera por la que Fabiola se vio bajando cual quinceañera. Sebastián, bromeó al decir que estaban en casa del Tío Phil de El Príncipe del Rap. Algo importante es que tenía dos habitaciones para que los novios pudieran alistarse con tranquilidad el día de la boda. Además, podían quedarse esa noche en una de las habitaciones hasta el día siguiente y les incluía el desayuno. Fue un plus súper importante que los hizo tomar la decisión. “Era el lugar que merecían nuestros recuerdos.” (Fabiola y Sebastián, 2020)

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

La boda estuvo a cargo de Mitchell Catering, cuando la conocieron hicieron clic de inmediato y ella los ayudó de principio a fin. Fabiola se encargó de planear el diseño un par de meses antes de conocerla y Sebastián también estuvo involucrado en todos los detalles de la decoración y catering. Este proceso también tuvo su anécdota, porque en un inicio querían un evento pequeño, sencillo, casi familiar, de aproximadamente 50 personas y en el proceso de construcción ambos se fueron enamorando cada vez más del evento y de la idea de casarse.

Terminó siendo mucho más que eso, un evento para 100 personas que incluía además de su familia a su amigos más cercanos. Milagros de Mitchell Catering supo guiarlos en todo el proceso y los ayudó realizando los ajustes necesarios para que todo salga como querían.

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

El estilo de su boda fue romántica, elegante y tomaron como referencia la paleta de colores lavanda. Una mezcla entre tonos lila, palo rosa, morados, toques de fucsia, verdes en diferentes valores y blanco ivory. Los tonos suaves evocaban el romanticismo y los tonos más encendidos daban también una chispa de alegría, los colores fueron muy importantes para nosotros, porque transmitían como nos sentimos en ese momento.

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

La pérgola en la que se realizó la ceremonia estuvo rodeada de arreglos en los tonos lavanda, y el camino al llegar a ella rodeada de flores.

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

Los tonos blanco e ivory estuvieron principalmente en la estructura del evento, esta fue semi abierta, el techo central con tiras de telas y también tiras de luces. En el centro había una araña que le dio el toque de elegancia. La barra estuvo delante de los arbustos, los cuales también estuvieron cubiertos de tiras de luces. Incluso los árboles tenían luces alrededor y todas las mesas llevaban velas. Quisieron aprovechar al máximo la vista del jardín, la naturaleza y la atmósfera mágica que creaban las luces.

Los colores más vivos estuvieron en los arreglos. Alternaron entre los arreglos altos, centros de mesa y los horizontales, todos llenos de rosas y hortensias lilas, flores pequeñas moradas y fucsias, follaje y detalles de suculentas.Cada detalle fue muy importante para crear la atmósfera deseada ya que querían, que todos asistentes sintieran la magia que ellos sentían en ese momento.

La boda se realizó al atardecer con excelente luz y al finalizar la ceremonia Sebastián dio un concierto en vivo con tres canciones que había compuesto para Fabiola. Para iniciar la fiesta abrió el show su gran amigo Alvaro G con canciones latin y pachanga.

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

El catering estuvo a cargo de Mitchell Catering y los novios se encargaron de elegir cada entremés, postres, cocktail y cada plato del buffet. Para Sebastián, sin comida no hay fiesta y para Fabiola tampoco. Había desde makis (su bocadillo favorito), pastas, carnes, ensaladas, postrecitos de todos los tamaños, entre otros platos. Sebastián, reafirmó que estuvo espectacular a pesar de que no pudo comer nada en la boda. Entre los saludos a todos los invitados y los 10 panes con pollo que le invitó la señora Toribia, (abuelita de Fabiola), no tenía hambre.

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

Por otro lado, las fotografías estuvieron a cargo de Caracol de Menta porque les gustó la calidad de las fotos que ofrecían y el estilo fresco. Eugenia, la fotógrafa, capturó rápidamente la esencia de la pareja y fue muy empática. Sebastián no es amante de las fotos así que realizar la sesión no fue nada fácil. Sin embargo, el día de la boda los chicos de Caracol de Menta los ayudaron con todas las fotos de rigor y también con las más espontáneas, que era el estilo por el que más se inclinaba la pareja. “Capturaron los momentos y emociones más genuinos” (Fabiola, 2020)

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta
guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

Algo que emocionó a Fabiola y que siempre recordará fue el rostro de alegría de Sebastián al verla bajar por las escaleras del salón y cuando caminó hasta llegar al altar. Sebastián no es una persona muy expresiva en público, no le gusta sonreír en las fotos, no le gustan las fotos, ni videos, pero ese día estaba ahí, con un traje rosa, una sonrisa de oreja a oreja y con los ojos brillosos, él estaba demasiado feliz. Después de todo el tiempo que llevan conociéndose, dar este paso en su relación fue demasiado importante para ambos, cuando se vieron se dijeron con la mirada: ¡lo logramos! También sintió que en ese momento, volvían a ser niños y sus emociones más genuinas salieron a flote. Amigos y familiares soplaron burbujas de colores mientras que Sebastián y Fabiola caminaban entre ellas como recién casados.

guardarCaracol de Menta
Créditos: Caracol de Menta

Sebastián nos contó lo siguiente: “Yo nunca lloro. No como una ley física, sino como una imposibilidad. La naturaleza no me ha dado esa facilidad y lo acepto. Pero, cuando sonó la marcha nupcial de Mendelssohn y empezó a bajar Fab por las escaleras, toda esa declaración de vida que había sido mi incapacidad para llorar se vio interrumpida: la emoción era un ente superior que me hizo sentir tanta, pero tanta felicidad, que dudé, como Descartes, de todo lo que había sentido anteriormente y lloré sin que nadie se diera cuenta. Y la amé más. Ese es el momento especial que recordaré siempre.” (Sebastián, 2020)

guardar
Créditos: Caracol de Menta

Fue un día lleno de detalles increíbles, mostrando el estilo de los novios de inicio a fin. ¡Desde Zankyou, les deseamos lo mejor!

Vestido de novia: Perú Novias | Joyas: Swarovski |Bouquete y Botoniere: Éfira | Calzado: Palacio de la Novia | Terno: Lavalliere | Anillos: Aldo & Co. | Terno : Villa Milano | Catering: Mitchell Catering | Fotografía: Caracol de Menta  | Dj: Alvaro G

Selecciona a los proveedores que quieres contactar

Swarovski Anillos compromiso y aros
Lavalliere Terno Novio
Caracol de Menta Fotógrafos
Aldo Anillos compromiso y aros
Villa Milano Casas y Centros de eventos