Karenina y Mora, un ejemplo de amor que cumplió su sueño. ¡Siempre juntas!

Tengo la oportunidad de conocer a Karenina hace casi un año. La contacté para la sección de Bodas de la vida real porque me encantaron las fotografías de matrimonio que vi de ella y de su radiante esposa. Tomó cierto tiempo obtener toda su historia para la revista, pero valió la pena y es que Mora y Karenina tienen una historia de amor bella y sincera y es que basta ver cada foto que comparten juntas para sentir que el amor verdadero todavía existe.

Mora y Karenina no tuvieron el clásico matrimonio en Lima, ni civil ni religioso, y es que aún no se permite en Perú el matrimonio entre dos personas del mismo sexo, pero esto no impidió que su sueño se hiciera realidad y celebraran una boda simbólica encantadora y llena del cariño de las personas que las rodean y que más las aman. Son pocas las bodas donde he visto tanto compromiso y tanta felicidad de todos los invitados que solo quieren ver felices a la pareja, y esta es una de ellas.

Guillermo Zavala Fotografia
Créditos: Guillermo Zavala Fotografia de Soda & Boda
Guillermo Zavala Fotografía
Créditos: Guillermo Zavala Fotografía de Soda & Boda

La historia

Hace casi diez años, Mora y Karenina se vieron por primera vez. En aquella época ambas tenían pareja así que aunque congeniaron perfectamente el respeto siempre primó y el trato fue cordial y amigable. Sería unos años más tarde cuando volvieran a verse para cosechar una amistad hermosa producto del apoyo que ambas mostraron a una amiga a quien visitaron en el penal Santa Mónica. En aquel reencuentro se formó un bello grupo de cinco amigas que desde entonces fueron incondicionales y que mostraron 100% su apoyo a la familia de la amiga que tanto las necesitaba.

Aunque la amistad era bella y fuerte, la relación amorosa no se precipitó y es que Karenina nos cuenta que acababa de salir de una relación, por lo que prefería enfocarse en su pequeña y hermosa hija Zoe. Morayma fue paciente con Karenina y con su cariño sincero pudo poco a poco devolverle la esperanza en el amor y la sonrisa que hoy vemos en cada una de sus fotografías. Y así, con el espíritu renovado y con ganas de ser feliz nuevamente Karenina le pidió a Morayma que fuera su novia, de esa manera, desde el 7 de enero del 2014 la felicidad volvió a la vida de ambas.

Yssa Olivencia
Créditos: Yssa Olivencia
Guillermo Zavala Fotografia
Créditos: Guillermo Zavala Fotografia de Soda & Boda

Cuando la felicidad se siente en cada mirada y emana de todos los poros, el siguiente paso en la relación ¡es inevitable! Y así en enero, dos años después de que iniciaran su relación Karenina, viendo la hermosa relación de su hija con Morita, no dudó en pedirle que sea su esposa y así tenerla en la vida de ambas para siempre. Aquella mañana de enero, cuando Morayma aún dormía, Karenina y Zoe prepararon una sorpresa para ella; así, Karenina se acostó al lado de su bella novia con el hombro ligeramente descubierto para que pudiera leer lo que había escrito en él mientras la pequeña Zoe la despertaba llamándola desde el pie de la cama. Cuando Morita abrió los ojos y se puso los lentes solo atinó a decir, al ver el hombro de Karenina: “¡¿Amor, te has tatuado sin mí?!”, a lo que madre e hija gritaron: “Lee pues” y grande fue la sorpresa de Morayma al leer la propuesta de matrimonio escrita en el hombro de la mujer que más amaba. La sorpresa de Morayma aumentó más cuando vio en las manos de la pequeña Zoe el anillo de compromiso que Karenina había elegido para ella y el “sí, acepto” fue inevitable.

Guillermo Zavala Fotografía
Créditos: Guillermo Zavala Fotografía de Soda & Boda

Las novias

Los planes del matrimonio iniciarían en los días siguientes y es que como nos cuenta Karenina, al no tener que seguir ningún protocolo religioso ni civil podía decidir sobre cada detalle. Para ambas la bendición de Dios siempre fue importante, por eso, aunque no pudieran casarse por la iglesia querían que Él también estuviera presente en su matrimonio, así que diseñaron una boda que mezclara algunos elementos de la ceremonia religiosa con la civil. Igualmente, las bendiciones por parte de las madres de Karenina y Mora durante la ceremonia resultó ser un momento muy emotivo.

En cuanto a los preparativos de la boda, las novias decidieron hacer mucho ellas mismas. De esa forma, empezando por los partes de boda, fueron diseñados por ambas. El diseño fue hecho en Photoshop y terminado a mano por las novias y su pequeña hija Zoe.

En cuanto a la elección del vestido de novia, Karenina cuenta que ambas eligieron unos bellos modelos gracias a Pinterest que luego mandaron a confeccionar a Delia Valladares, a quien recomiendan al 100% ¡Y es que es sumamente talentosa! El look nupcial de ambas se completó con joyas que fueron obsequiadas por la madre de Karenina y por la melliza de Morayma. En cuanto al calzado que llevaron en la boda, ambas novias apostaron por la comodidad así que las Converse de Morayma y las Adidas de Karenina brillaron en este día tan especial. Respecto al maquillaje de ambas novias, este estuvo a cargo de Lucía Razuri. ¡Una capa!

Créditos: Guillermo Zavala Fotografia
Créditos: Guillermo Zavala Fotografia de Soda & Boda

Ambas novias llevaron también un hermoso bouquet cada una. Las flores que eligieron fueron coloridos tulipanes y los compraron en el mercado de flores de Barranco.

Guillermo Zavala Fotografia
Créditos: Guillermo Zavala Fotografia de Soda & Boda

La ceremonia

El 30 de abril fue el día que eligió la pareja para celebrar sus nupcias y se eligió como locación la casa de campo de la prima de Morayma, en Lurín, para la ceremonia y la recepción. Antes de la boda se hizo un pequeño ensayo y fue muy emocionante; Zoe desbordaba de felicidad y es que como nos dice Karenina, creía que estaba celebrando su propia boda, ¡súper tierna! Y fue inolvidable cambiarse las tres juntas para un día tan especial.

La boda entera fue captura por talentosos fotógrafos. Yssa Olivencia y Guillermo Zavala, quienes además son amigos de las novias, se encargaron de inmortalizar cada instante del matrimonio. En cuanto a la filmación de la boda, esta se encargó a Francesca Danovaro, también amiga de la pareja.

Cada momento de la ceremonia fue encantador. Diseñaron un hermoso altar donde se efectuaría el rito simbólico en el que ambas se unieran para siempre ante los ojos de Dios y de la Ley y es que aunque no pudieron celebrar un matrimonio civil quisieron protegerse una a la otra con un acta contractual elaborada por Haydee, amiga y abogada de las novias, en dicho documento se plasmaba formalmente el deseo de ambas por compartir sus vidas, proteger sus bienes y la facultad de tomar decisiones una sobre la otra. Todo con el deseo de que, según nos dice Karenina: “algún día no muy lejano, en este país, canjearemos ese papel por un acta de matrimonio original”.

Yssa Olivencia
Créditos: Yssa Olivencia

Siguiendo la tradición, las novias caminaron al altar del brazo de sus padres y tuvieron además la bendición de sus madres. Los votos típicos de una celebración religiosa también estuvieron presentes y no podía faltar el clásico intercambio de aros de matrimonio.

Guillermo Zavala Fotografía
Créditos: Guillermo Zavala Fotografía de Soda & Boda
Créditos: Yssa Olivencia
Créditos: Yssa Olivencia
Yssa Olivencia
Créditos: Yssa Olivencia
Yssa Olivencia
Créditos: Yssa Olivencia

Las joyas que intercambiaron este día las consiguieron en una joyería en la calle Schell y aunque tuvieron que corregir un “pequeño” error en los aros (¡los joyeros pusieron la “N” en vez de la “M” de Morayma!), son unas joyas hermosas que representan el día que decidieron unir sus vidas para siempre.

Guillermo Zavala Fotografia
Créditos: Guillermo Zavala Fotografia de Soda & Boda
Guillermo Zavala Fotografía
Créditos: Guillermo Zavala Fotografía de Soda & Boda

El momento de los votos también fue inolvidable en este día y es que Morita sorprendió a Karenina cantando una hermosa canción que contó con el acompañamiento en guitarra de Analía Saettone, amiga de la pareja.

Yssa Olivencia
Créditos: Yssa Olivencia
Yssa Olivencia
Créditos: Yssa Olivencia

La recepción

Tras la hermosa ceremonia, siguió la recepción. Karenina recuerda con mucho cariño distintos momentos de esta parte de la boda.

Yssa Olivencia
Créditos: Yssa Olivencia
Yssa Olivencia
Créditos: Yssa Olivencia
Yssa Olivencia
Créditos: Yssa Olivencia
Guillermo Zavala Fotografia
Créditos: Guillermo Zavala Fotografia de Soda & Boda

Para las flamantes novias será inolvidable el baile de sus amigas al son del festejo y al golpe del cajón peruano. Tampoco se borrará de sus mentes cuando sus amigos las levantaron en brazos para festejar su unión ni el momento cuando su querida amiga Luisita agarró el bouquet.

Las novias decidieron que para el catering de su matrimonio no podían privar a sus invitados de probar la sazón del sobrino de Morayma, por lo que contrataron a su empresa Porkhouse Foodtruck, la que sirvió carne de cerdo y pavo para la recepción. En la boda también se contrato a Vakimu que sirvió deliciosos helados artesanales.

Un hermoso pastel de boda no podía faltar en la celebración. Este fue hecho por María Paz y aunque el pastel estuvo buenazo, fue tanta la emoción de la celebración que se olvidaron partirlo el mismo día.

Guillermo Zavala Fotografía
Créditos: Guillermo Zavala Fotografía de Soda & Boda

Las fiesta fue animada en este día por el DJ Sonny, más conocido como DJ Sonny Live, quien puso a bailar a todos en esta romántica y divertida celebración. El primer baile que las novias eligieron para abrir la pista fue un mix de Thousand Years de Christina Perri y “All of me” de John Legend. Tras el baile de apertura se invitó a que todos salieran a bailar con el tema “Te encontré” de El Vega.

Sin lugar a dudas es una de las bodas más románticas de las que he podido escribir, baste ver las fotografías del matrimonio para comprender el inmenso cariño que irradian estas bellas novias y que inspira a sus amistades a dedicarles las más tiernas palabras.

Yssa Olivencia
Créditos: Yssa Olivencia

Esta pareja es la prueba viviente de que el amor siempre triunfa y de que todo lo que se pasó en el camino para llegar a la felicidad que sintieron y siguen sintiendo, vale la pena. Desde Zankyou solo podemos desearles que la felicidad siga llenando cada día de sus vidas y no tenemos palabras para terminar de agradecerles el honor de permitirnos contar una historia de amor tan bella y sincera que nos inspira a seguir creyendo que los finales felices sí existen.

Fotografía: Yssa Olivencia| Fotografía: Guillermo Zavala de Soda & Boda | Vestido de novia: Delia Valladares | Maquillaje y peinado: Lucila Razuri | Flores: Mercado de flores de Barranco | Video: Francesca Danovaro | Catering: Porkhouse Foodstruck | Helados: Helados Artesanales Vakimu | DJ: Dj Sonny Live

 

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Las 10 mejores wedding planners en Lima. ¡Celebra la boda que siempre soñaste!
Las 10 mejores wedding planners en Lima. ¡Celebra la boda que siempre soñaste!
Una wedding planner te ayudará a tener la boda perfecta sin necesidad de que te preocupes por ningún detalle. Conoce a quienes integran el top ten de wedding planners de Lima.
5 momentos del día de tu boda que siempre recordarás
5 momentos del día de tu boda que siempre recordarás
Muchos momentos suelen olvidarse, pero el día de tu matrimonio debe ser una excepción. Aquí te traemos una lista de los mejores momentos que perdurarán siempre.
Créditos: Shoot Fotógrafos
Ysa y Paki, un amor que se reencontró para convertirse en un “felices por siempre”
Un amor que vuelve a reunirse para quedarse. Conoce la historia de Ysabel y Pakico: ¡Una boda perfecta y un amor para siempre!

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información