Las diferencias de edades y su impacto en la relación de pareja

Las diferencias de edades y su impacto en la relación de pareja

¿Qué tan cierto es que las diferencias de edad puedan influir o no en una relación de pareja? En este post te ayudamos a resolver alguna dudas respecto a este tema.

Las diferencias de edades y su impacto en la relación de pareja
  • Vida en pareja
  • Consejos
  • Pareja

40 y 20, es el amor lo que importa y no lo que diga la gente”, nos decía José José en su canción 40 y 20 mientras nos contaba la historia de un hombre de 40 años, enamorado de una joven a quien le doblaba la edad pero que, a pesar de todo, la diferencia de edades no influía en su amor. Pero si salimos del mundo mágico de la música y las historias de amor, ¿qué tan cierto es que las diferencias de edad puedan influir o no en una relación de pareja? Quizá, ante todo, sería más importante preguntarnos cuáles serían los factores relacionados al “éxito” de una pareja.

Uno de los primeros cuestionamientos al hablar sobre una pareja con diferencia de edad es la madurez de cada uno. Se tiene la idea de que, por ser menor, una persona no ha alcanzado aún la madurez suficiente para ciertas perspectivas, lo que hace que existan discusiones con la pareja que tiene mayor edad. No se puede negar que la edad es un factor importante (no por ello, determinante) para nuestra conducta y actitudes ante la vida, pues el desarrollo cognitivo y emocional es el encargado de darnos la madurez (tanto emocional como intelectual) para poder asimilar ciertas cosas. No por esto, podemos asumir que la edad define tajantemente nuestro nivel de madurez o conocimiento, ya que esto también se ve influido por el ambiente en el que nos encontramos y lo que nosotros decidimos hacer con este aprendizaje.

guardar
Credits: vía Shutterstock

Así, unas personas pueden madurar más rápido que otras, cambiando nuestra perspectiva de acuerdo a experiencias personales. Si bien la diferencia de edades puede darnos diferentes maneras de ver un mismo punto, estas también pueden combinarse y llegar a darle un nuevo sentido. Recordemos que las diferencias no tienen que estar peleadas, sino que pueden llegar a adaptarse y crear algo aún más beneficioso para ambas partes.

Otro de los conflictos identificados en relaciones con diferencia de edad se relaciona a los objetivos y metas que se tienen para la relación. Se cree que quien es mayor busca una relación más estable y duradera, mientras que la de menor edad solo quiere pasar el rato. Tanto como el punto anterior, la edad no influye necesariamente en lo que queramos hacer en una relación; aunque sí es cierto a veces ambas partes puedan encontrarse en diferentes puntos. Quizá una de ellas está terminando una carrera universitaria mientras la otra está terminando una maestría, o una está en proceso de entrar en la vida laboral mientras la otra ya tiene un puesto alto. Esto hace que las discusiones se den en torno a una falta de comprensión con lo que pasa en cada posición. En este punto, lo importante es que cada uno pueda conversar acerca de lo que busca y desea dentro de la relación para que ambos puedan tener en claro hacia dónde están encaminándose.

guardar
Credits: Yulia Mayorova

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Los aprendizajes y cultura de cada uno también afectarán la dinámica de la relación. En los últimos 20 años, las cosas han cambiado de manera muy rápida; lo que antes podría considerarse un tabú, hoy puede hablarse con total naturalidad y viceversa; lo que hace 10 años existía, hoy quizá ha variado tanto que incluso se ha alejado de lo original, y esto puede hacer que dos personas con diferencia de edad choquen en cómo ven la vida.

Los conflictos que puedan surgir a partir de estas diferencias tienen maneras de conversarse, ya que, debido a que ha sido un proceso de aprendizaje y normalización, no necesariamente hay un error y un acierto, sino que son simplemente maneras distintas de ver la misma realidad. Si esto sucede, es válido poder escuchar qué es lo que hace que la otra persona vea, sienta o crea que su punto es el correcto y tener la confianza de también poner en la mesa mi propia perspectiva de modo que ambos puedan llegar a un punto medio. Esto puede complicar cualquier relación, ya que ambos buscarán tener la razón; lo importante aquí es poder avanzar sin que estas diferencias influyan negativamente en el amor de pareja.

guardar
Credits: vía Shutterstock

Sin embargo, no solo son las características personales las que influyen en la relación, sino también el ambiente en donde nos encontramos. La sociedad actual aún tiene ciertas restricciones si de relaciones de pareja se trata, y esto puede incluir el rechazo a relaciones con mucha diferencia de edad. Si bien las normas sociales no siempre son acertadas y pueden ser totalmente ilógicas, a muchas parejas sí les termina afectando ya que influye en su estado emocional y cómo estas se vayan desenvolviendo con su respectiva pareja, llevando a una posible ruptura futura. No caigamos en estándares que no han sido creados sino para juzgar al otro, busquemos siempre encontrar el modo de sentirnos bien, y en este sentido, la pareja es el mejor aliado para poder enfrentar al qué dirán. Al final del día, quien se sentirá bien con tu pareja serás tú y debes priorizar lo que a ti te haga mejor.

De este modo vemos que la edad sí es un factor a tomar en cuenta en toda relación, pero no necesariamente como uno negativo, ya que la edad solo define qué tanto hemos vivido y no cómo hemos vivido cada experiencia y qué hemos rescatado de cada una de ellas. Lo importante es ver qué tanto pueden convivir dos personas con estos diferentes puntos de vista, los propios valores y cómo afrontar una sociedad que aún no está del todo preparada para recibir relaciones como estas. Finalmente, lo que importa no es el número, sino lo que cada uno hace con él.

También te puede interesar leer:

El sexo con tu pareja se volvió rutinario, pero ¿por qué pasa esto?

Tenemos problemas en la relación: ¿necesitamos terapia?