¿Tienes dudas con la nueva tendencia del "Hágalo Usted Mismo"?

¿Tienes dudas con la nueva tendencia del "Hágalo Usted Mismo"?

¿Estás pensando en tener una boda DIY? Déjate llevar por la creatividad, ¡necesitarás de mucho tiempo, ayuda y buena mano con las manualidades!

¿Tienes dudas con la nueva tendencia del "Hágalo Usted Mismo"?
  • Estilos de decoración
  • Guest-blogger
  • DIY - hazlo tú misma

¿Es realmente el Hágalo Usted Mismo (DIY) un pensamiento a incorporar en las bodas? ¿Cuándo es factible? Esta frase tan utilizada en manualidades, ¿requiere algunos requisitos para incorporarla en eventos y que salga como pensamos? En esta nota aclararemos tus dudas sobre cuándo y en qué casos podríamos pensar en un DIY para bodas. Nos encontramos ante un acontecimiento único e irrepetible y ello conlleva a una serie de tareas y responsabilidades, desde las artes manuales hasta la planificación, organización y producción del “Día D”.

Cuando pensamos que una boda es “tarea fácil” y se nos cruza por la mente el hacerlo nosotros mismos, pensamos, ¿qué tan complicado puede ser? Te sugiero pensarlo dos veces. Y es que hacer una boda DIY es cosa seria y voy a compartirte algunos puntos a considerar si eres de aquellas que consideran intentarlo.

guardar
Créditos: emma-matthews vía Unsplash

Un matrimonio tiene tres fases: preboda, con todos los preparativos que eso conlleva; el día del evento o “Día D”; y el postboda posterior a la fiesta. Accidentalmente siempre pensamos en un solo día y no consideramos todos los elementos detrás de ese momento tan esperado.

Para manejar las tres fases vas a requerir mucho conocimiento y toda la información necesaria que puedas conseguir en redes y websites para salir a flote, ademas de poner a prueba tus habilidades administrativas como base. Pero para superar estas áreas, unos buenos libros del cómo hacerlo, una agenda planner, apps de bodas y hasta templates de descarga de la web serán indispensables, ademas de tu tiempo para aprender en plazo récord el paso a paso y cómo superar los preparativos para tu boda, ya que ¡tú te convertirás en tu propia planner! Y si bien, hasta aquí todo parece estar bajo control, como los contactos de proveedores, contratos, citas, pruebas, acuerdos y todo lo que se requiera al ser una novia súper organizada, precisa y que acude a sus reuniones y tiene todo en orden desde la boda civil, la boda religiosa y la celebración de fiesta. Esto puede dar un giro inesperado si en tu camino te cruzas con imprevistos, así que esto es algo de lo que debes estar consciente para que no te entristezcas si tu planificación en algún momento ve percances.

guardar
Créditos: annie-spratt vía Unsplash

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Por eso es que se contrata a profesionales, para que resuelvan estos incidentes y ¡tú sigas disfrutando! Pero como no es el caso, prepárate para un posible momento de estrés… Busca apoyo entre tus damas o tus familiares, y mejor alguien que ya haya pasado por el proceso de ser novia y casarse. Luego está la fase “Día D”, y si bien hasta aquí, gracias a tus innatas habilidades de coordinación tus apps y variedad de libros que has comprado en Amazon, te enfrentarás a uno de los días mas emotivos en toda tu vida.

¿Cómo hacer los centros de mesa para tu matrimonio? ¡Sigue estos consejos DIY y hazlos tú misma!

guardar
Créditos: ben-rosett vía Unsplash

El día del evento, tu dama de honor principal o mejor amiga te serán de gran apoyo, pero recuerda que esto es momentáneo porque ella también querrá celebrar. Aprovechemos el previo, desde levantarse esa mañana, tener un apoyo para coordinar y listo… tu dama alistándose y embarcándote hacia la iglesia, y tal vez hasta llegue antes para apoyarte durante el religioso. Debes considerar que alguien de tu familia o amigos se quedará sin disfrutar, sin tomar selfies ni relajarse, sino que tendrás que consultar quién pudiera ayudarte en esta tarea, dado que hasta preparar la Iglesia requiere supervisión para que todo salga como soñamos, y nuevamente aparece la variable imprevisto… y sin un asistente profesional, algunas lágrimas o gritos podrían aparecer, ¡así que prepárate!

También debemos considerar la fiesta, porque son muchas etapas y si piensas que decorar al estilo DIY es simple y sera barato, ¡te equivocas! Ten en cuenta que vas a requerir apoyo de manos hábiles en manualidades y tiempo, además de invertir en las piezas que deseas crear o en insumos para elaborarlos, y si bien le añaden un toque personal al evento, hay detalles como embalaje, transporte, montaje y desmontaje que debes considerar. Recurre a familiares y amigos disponibles y que tengan la voluntad de participar, porque al ser DIY es un aparente gasto cero, pero igual deberás llevarlos a cenar y agradecerles de alguna manera con un regalo o algo su apoyo en estas etapas.

guardar
Créditos: kelly-sikkema vía Unsplash

Pero ¿qué pasa el mismo día? ¿Quién colocará los menús que hicimos, los numeradores, marcadores, aritos para servilleta, en qué orden, cuadros de firmas, fotografías, recuerditos, etc.? Si contamos con los servicios de un hotel o de un catering profesional tal vez nos puedan apoyar con esto pero debemos considerar facilitarles todo explicado, hasta en planos y dibujos para que salga como esperamos. Y si nosotros solo rentamos un salón, aquí tendremos que “sacrificar” el tiempo de alguien en el previo, o hasta tu propio tiempo y el de tu novio, para supervisar y poner todo en marcha. Si es el mismo día, algún amigo o pariente se perderá la oportunidad de verte llegar al altar, todo para asegurar que se ajuste y coloque en cada sitio como lo has previsto.

Hablar de más detalles es contarte la verdadera y ardua tarea a la que te enfrentarás: fotos, coordinar tiempos, coordinar tu llegada, ver el protocolo, el brindis, el baile, la música y luces… son tantos los detalles que si estamos conscientes, podemos proseguir. Un ingrediente vital será contar con esa mano de obra dispuesta, de amigos y familiares, pero ¿qué pasa si eres de familia pequeña o no tienes muchos amigos? Entonces reconsidera esta alternativa, ¡porque el DIY requiere mucha mano de obra!

Recuerdos DIY para tu matrimonio, ¡descubre las ideas más originales para hacer con tus manos!

guardar
Créditos: ben-rosett vía Unsplash

Ademas que uno ni disfruta, todo pasa tan rápido que hasta no se cumple el hecho de vivir cada momento! Y si surgen imprevistos, no pasarás tan gratos momentos y un día tan especial puede verse amenazado por muchas variables. Desde el tipo de proveedor, si por ahorrarte te falla o trae algo que no solicitaste, la calidad, la garantía, etc. Es algo para meditar.

Después considera el post evento, porque este no termina en la fiesta. Una vez despedidos los invitados, la familia y amigos, esa ayuda manual debe manifestarse para hacer liquidaciones, inventarios, cierres, llevarse accesorios, etc.

guardar
Créditos: freestocks-org vía Unsplash

¿Quién te va a recoger y apoyarte como chófer, etc., si todos celebran? ¡Alguien se quedará sin tomar ni el brindis! En realidad son muchas cosas por hacer y solo si es algo muy íntimo y cuentas con amigos y familiares dispuestos y comprometidos que, ademas dispongan del tiempo suficiente y cuenten con habilidades para las manualidades y apoyen en la construcción y desarrollo de las cosas y hayan pasado por la experiencia del matrimonio, el DIY será un reto a superar. ¿Tienes las herramientas y la tecnología para explorar?

Selecciona a los proveedores que quieres contactar

BASH Eventos & Bodas Wedding planners

Lo mejor de Estilos de decoración