Tus amigos o yo: ¿cómo evitar esa situación en la vida de pareja?

Tus amigos o yo: ¿cómo evitar esa situación en la vida de pareja?

Luego de un tiempo de compartir absolutamente todo en pareja, la rutina y otros gustos van retomando su lugar y es ahí donde se retoman las salidas y visitas a los amigos. ¿Cómo aprender a manejar esta situación? Te contamos.

Tus amigos o yo: ¿cómo evitar esa situación en la vida de pareja?
  • Vida en pareja
  • Consejos
  • Pareja

El estar en pareja es toda una aventura: comienza la relación con mucha ilusión, intensidad, emoción de conocerse, pasión por estar juntos, entre otros. En esos momentos, para muchos, es como si el mundo se redujera para esta nueva pareja en formación, con conversaciones largas por teléfono, organizando el horario para verse más veces por semana, dedicándose todo el tiempo que pueden.

Luego de un tiempo, las ganas van cediendo y la rutina y otros gustos van retomando su lugar, ese lugar que perdieron por un tiempo corto de pasión y algarabía. Es ahí donde se retoman las salidas con amigos, o se vuelve a participar de los almuerzos familiares dominicales, o se reorganizan salidas con los amigos del trabajo después de una jornada laboral. En este punto, es importante señalar que habrá un grupo de personas a quienes esta situación de “separación” les afectará, y a quienes no. Veamos un poco por qué puede suceder esto.

guardar
Créditos: Aldres Photographer

Hay algunas personas que suelen ser más susceptibles a las separaciones, y no solo a aquellas separaciones definitivas, sino a esas pequeñas, aquellas que implican solo un ‘hasta mañana’ o un ‘voy a salir con mi familia, hoy no podré verte’, que despiertan sensaciones complejas: un poco de tristeza, con angustia, quizá con algo de rabia y cólera; sumadas a veces al vacío que lleva a un ‘bajón’.

En este punto, es importante preguntarnos ¿con qué están relacionado ese mix emocional? ¿qué hay de mi propia historia que se activa cada vez que mi pareja toma cierta distancia de mí? Revisarnos y reflexionar sobre nosotros mismos es la mejor manera de abrir el mapa para saber hacia dónde caminar.

guardar
Créditos vía Shutterstock

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Iniciar esa búsqueda interior no es sencillo, pues ir al ‘mundo interno’ de cada uno implica que quizá encontremos algunos lados que no sabíamos que teníamos, otros que sospechábamos y otros que definitivamente no nos gustan. Ese viaje interior puede tener muchos lugares oscuros, en los que necesitaremos una luz, que guíe un poquito mejor la búsqueda. A veces, esa luz viene por parte de un terapeuta, quien puede iluminar un poquito algunos lados muy opacos, para que uno pueda ver con un poco más de claridad, por más que cueste, por más que duela, será necesario mirar estos lados, para emprender la ardua y humilde labor de ‘comprendernos’.

Otras veces, no necesitaremos a un terapeuta, podemos ser nosotros mismos quienes consigamos esa luz, poco a poco y con paciencia; y quizá también, puede ser un amigo, una pareja, un familiar, quienes con respeto y cariño puedan también acompañar en el camino.

guardar
Créditos vía Shutterstock

Pero ¿de qué –y para qué- sirve esta búsqueda?, comprender por qué nos afecta la separación, qué hay de mí que se activa cada vez que esto pase, o qué herida se re-abre; nos darán una pauta más clara de hacia dónde sanar y reparar.
Si la relación con tu pareja es sólida y ha llegado a un punto de mucha confianza, una buena forma de iniciar a reparar es justamente con él o ella. Conversen sobre cómo te sientes cada vez que se aleja de ti, sea por periodos cortos o largos, compártele (solo si te sientes cómodo/a) sobre los resultados de esa búsqueda interior, los pasajes que recorriste, los lugares a los que llegaste y tus “darte cuenta”. De esta manera, él o ella podrán estrechar tu mano y, con cariño y respeto, acompañarte, seguir contigo, comprender. Podrán ser empáticos/as y no exigir, reclamar, pelear.

guardar
Créditos vía Shutterstock

Cuando una pareja sólo exige y reclama, hay algo que no comprende del todo; y si no comprende algo es quizá porque no tiene toda la información a la mano. Siendo así, la comunicación se convierte en un aspecto clave para no llevar estos temas tan sensibles a una pelea que lastime y hiera más.

Por tanto, la mejor manera de evitar la situación de ‘tus amigos o yo’ puede tener que ver con primero comprender de dónde viene ese recelo, esa incomodidad, esa angustia. Entender, viajando hasta dentro, para luego comunicar, y así comprender entre los dos para trabajar juntos.

guardar
Créditos vía Shutterstock

¿De qué manera pueden trabajar ello en pareja? Una buena manera es intentar fortalecer la confianza, recordar que estar juntos físicamente no es la única forma de quererse, y que el amor trasciende la presencia física, se consolida mucho más en el interior, en la mente y en los pensamientos.

Poco a poco, trabajar en cuán importante es que cada uno tenga su tiempo individual, con amigos, familia y solos. Ello no representa una amenaza al vínculo y a la relación, y en caso que sí sea así, volvamos a ese viaje, quizá en compañía de un terapeuta, para que ilumine aquellos pasajes que necesitan ser vistos para luego sanar.

Te interesará leer también: descubre por qué eliges el mismo tipo de pareja y la primera crisis en el matrimonio: cómo superarla y fortalecer la relación