Publicidad
Unos invitados muy especiales en tu matrimonio: ¡los abuelitos!

Unos invitados muy especiales en tu matrimonio: ¡los abuelitos!

Siempre pudimos contar con su apoyo incondicional y por ello nuestros abuelos ocupan un lugar estelar en esta celebración tan especial.

  • Planear el matrimonio
  • Familia

Han estado siempre presentes. Consentidores, entrañables y cómplices de nuestras travesuras infantiles hasta confidentes de nuestra adolescencia y juventud, los abuelos siempre velaron por nuestra felicidad y en algunos casos, incluso, han suplido la ausencia de nuestros padres. Por ello en uno de los días más importantes para ti, si tienes la suerte de contar con su presencia, te aconsejamos que te des unos minutos para agradecerles por todo lo que significan para ti. Recuerda que ellos estarán más que felices de tu dicha en un día tan especial. Celebra en su compañía y no te pierdas estos significativos motivos por los que los amarás siempre.

guardarClarooscuro Fotografía
Créditos: Clarooscuro Fotografía

1. Crecieron con nosotros

Publicidad

Desde que nacimos no solo nos mimaron con regalos, sino que en muchas ocasiones suplieron a nuestros padres por diversas causas, como cuando se iban de viaje o tenían alguna eventualidad para hacerse cargo de nosotros. Ellos siempre estaban encantados de recibirnos. Quién no recuerdas los insuperables platillos favoritos preparados por la exquisita sazón de la abuela o las anécdotas familiares contadas por el abuelo. Sí, esas jornadas marcaron nuestra niñez y adolescencia.

Te puede interesar: Los 10 momentos más emotivos que vivirás en tu matrimonio.

guardarClarooscuro FotografíaConozca más sobre “Clarooscuro Fotografía”
Créditos: Clarooscuro Fotografía

2. Nos inspiraron

Siempre como ejemplo de constancia, nos alentaron e inspiraron en cada etapa de nuestras vidas. Con  anécdotas de su propia biografía o de sus antepasados, nos estimularon a luchar por conseguir nuestros objetivos y no desistir. Pero por encima de todo nos inculcaron valores que complementaron nuestra formación.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

3. Fueron nuestro apoyo

Cuando tuvimos alguna dificultad con nuestros propios padres sabíamos que podíamos contar con ellos. Siempre atentos a recibirnos, prepararnos nuestros platos favoritos, ya sea por alguna divergencia o cuando estuvimos enfermos, nunca nos dieron la espalda y sus sabios consejos nos ayudaron a encontrar la luz al final del túnel.

No dejes de leer: ¿Quién acompaña a la novia al altar? ¡Alternativas a la tradición padre-hija!

guardarCréditos: Heather Miller vía Unsplash
Créditos: Heather Miller vía Unsplash

4. Fans incondicionales

Ya sea en el bautizo, graduación escolar o de la universidad, siempre compartieron nuestros mayores logros. Orgullosos y sonrientes también estuvieron ahí cuando las cosas no nos salían tan bien y nos ayudaron a levantarnos más de una vez. Pero por encima de todo nunca reprocharon nada.

5. Por siempre en el corazón

A lo mejor alguno de nuestros abuelos más entrañables ya no se encuentran, pero en este día tan especial no olvidemos de rendirles un pequeño homenaje recordándolos. Recordemos que las personas especiales siempre están presentes en la mente y en el corazón y que allá en donde se encuentren esbozarán una sonrisa al vernos felices. Como ellos hubieran deseado vernos.

Familia dividida: ¿Cómo manejar este tipo de tensiones en tu matrimonio? ¡Sí se puede!

guardarCréditos: Javier Berenguer
Créditos: Javier Berenguer

Por todos los momentos que pasaron en nuestras distintas etapas hasta llegar a la adultez, los abuelos forman parte de ese entorno íntimo que merece un lugar especial el día del matrimonio. No nos olvidemos de darles un gran abrazo y agradecerles el haber estado ahí en las buenas, pero más que nada por haber sabido estar en las malas. ¡Brindemos con ellos! Tampoco te pierdas: Bodas eclécticas: una tendencia para ambientar tu matrimonio que te fascinará.

Publicidad

Danos tu opinión