La historia de Carla y Alejandro y su matrimonio en Máncora: una hermosa casualidad del destino

¿No es el amor una casualidad? Que estés exactamente en el momento indicado para conocer a la persona indicada podría parecer predestinado para muchos, pero sí que tiene su toque de suerte y azar. Así comenzó la historia de Carla y Alejandro, “por pura casualidad”. Una amiga los presentó el día que él partía hacia Guatemala, y no pudieron parar de chatear toda la semana. Al volver, comenzaron a salir, y nunca más se separaron.

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

La historia

Como si el tiempo corriera en contra, ambos supieron a cada paso que querían ir al siguiente, y a los dos meses de conocerse se mudaron juntos. Un día Alejandro despertó a Carla diciéndole que quería estar con ella toda su vida, y le hizo la pregunta que a todas nos hace temblar las piernas: sí, a ella también. Le propuso matrimonio y el  “sí” dio paso a la preparación de su matrimonio en Máncora.

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez
Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

La preparación de los novios

El anillo de compromiso fue de Carlo Joyeros, y las alianzas de Beatriz García, quien realizó un diseño personalizado, pues al unirse forman el símbolo del infinito. Carla y Alejandro quieren estar juntos todos los años de su vida; y Beatriz logró inyectarle la magia del “para siempre” a las alianzas con este hermoso diseño.

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

El tocado, por otro lado, lo trabajó Roxana Pardo, quien se fijó en cada detalle del encaje del vestido para crearlo. El vestido lo diseñó Laura Ullilén, la mejor amiga de Carla. A Alejandro lo vistió el sastre de Punto Tessuto, distribuidor de maravillosas telas italianas. La corbata del novio fue de la tienda Pink y sus tirantes de Carolina Herrera.

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

Las sandalias de Carla eran Wedges de UGG, para estar completamente cómoda en su boda playera. Los zapatos de Alejandro eran de Ferragamo. ¡Comodidad y estilo ante todo!

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

El ramo de novia lo hizo Denisse Rodríguez, la wedding planner de los novios, que además se encargó de ambas ceremonias y suele trabajar específicamente en Máncora y Punta de Sal. El maquillaje estuvo a cargo de Marilú Power y Milagros De Souza, quienes viajaron desde Lima para engreír a Carla, y hacerla sentir maravillosamente en cada etapa de su preparación.

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

La ceremonia

Decidieron hacerlo al revés: primero por la iglesia y después por el civil, adaptando la tradición a su propia forma de hacer las cosas, celebrando su unión a su propio estilo. El 9 de diciembre se llevó a cabo la boda religiosa en la iglesia del pueblo de Máncora, y el sábado 10 se casaron por civil en la Casa Rocapulco, en la plaza Las Pócitas de Máncora.

Ese día el atardecer a la orilla de la playa enmarcó el momento más hermoso de sus vidas. En el matrimonio religioso prefirieron vestir de colores y en el civil con el clásico vestido y terno.

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez
Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

Hasta para movilizarse Carla y Alejandro prefirieron hacerlo diferente, a su modo: ella llegó a la iglesia en el carro de su hermano y salieron de ella en mototaxi, “muy mancoreño la verdad. Fue muy lindo!” nos cuenta. El día del matrimonio por civil se casaron en la misma casa donde se hospedaron y bajaron a pie a la playa.

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

Celebración y sesión de fotos

Los novios escogieron para capturar cada instante del gran día al fotógrafo Juan Tellez, quien los acompañó desde el primer día de su hermosa travesía de matrimonio, fotografiándolos antes de la boda, en el matrimonio religioso, la previa y también en su boda civil y post boda. De la decoración también se encargó Denisse Rodríguez, quien manejó a todos los proveedores según los pedidos de los novios para que todo quedase realmente espectacular.

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

Anécdotas en el altar para nunca olvidar

Las anécdotas de ese día fueron divertidísimas, pero sólo Carla y Alejandro las vivieron de cerca, ¡y nos contaron! Como Alejandro era ateo, tuvieron que pedir un permiso especial al arzobispado de Lima para casarse por la iglesia.

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

El día del matrimonio al padre se le olvidó que Alejandro era ateo, así que comulgó “y como Alejandro nunca había comulgado empezó a masticarla [la ostia] Luego de eso el padre nos dio el vino para que tomemos la sangre de Cristo. Primero me lo dio a mí y tomé un par de sorbos. Nos había dicho que tenía que ser mitad y mitad, pero estaba muy dulce así que apenas tomé un poco. Cuando le pase el cáliz a Alejandro, él tomó un sorbo y se lo dio al padre y el padre se lo devolvió y le dijo que tenía que tomarse toda la sangre de Cristo. Se lo tomó casi sin respirar y con cara de horror, pues como te digo es ateo y a mí me dio ataque de risa”. (Carla, 2017)

Más adelante, cuando debían decir sus votos, pasó algo igual de divertido: “el padre se acerca y le dice a Aejandro que los diga, pero se supone que nos tenía que pasar el libro para leerlos, cuando Ale le pregunta qué tenía que decir, el padre le dice, pero ¿cómo? ¿No tienen los textos? Y Alejandro le responde, no padre no nos llegó el mail. Nos reímos tanto de todo lo que nos iba pasando, finalmente el padre nos dio el libro y pudimos leer y prometernos el amarnos y respetarnos en salud o enfermedad …” (Carla, 2017)

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

Desde que se encontraron cada paso juntos afianzó su unión y amor: “Alejandro y yo nos conocimos a fines de agosto del 2015, nos hicimos enamorados el 17 de septiembre, nos mudamos juntos en diciembre de ese año. Nos comprometimos el 9 de enero del 2016 y nos casamos en diciembre del 2016. Hoy tenemos 10 meses de casados y tengo seis meses de embarazo. Nuestra Emilia nace en enero. Así que celebraremos nuestro primer aniversario casi casi dándole la bienvenida a Emi.”  (Carla, 2017)

Juan Tellez
Créditos: Juan Tellez

Carla y Alejandro son el vivo ejemplo de que el amor puede surgir en cualquier lugar y momento, por mera “casualidad”, una casualidad que en su caso “ha sido la mejor casualidad del mundo.”

Maquillaje y peinado: Marilú Power | Decoración y ramo: Denisse Rodriguez| Wedding planner: Denisse Rodrigez | Fotografía y video:  Juan Tellez Fotografías |  Alianzas: Beatriz García | Tocado:  Roxana Pardo | Vestido:  Laura Ullilén | Traje novio: Punto Tessuto | Calzado novia: Wedges UGG | Calzado novio: Ferragamo

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Créditos: Hotel del Wawa
Los mejores hoteles para tu luna de miel en Máncora. ¡Descubre este paraíso del norte peruano!
Una luna de miel en paradisíacas playas peruanas: descubre los mejores hoteles para luna de miel en Máncora, simplemente ¡te fascinarán!
Una pareja se da el "sí acepto" tras reencontrarse después de 53 años. ¡La fuerza del destino!
Una pareja se da el "sí acepto" tras reencontrarse después de 53 años. ¡La fuerza del destino!
Dos personas vuelven a verse 53 años después de su fugaz noviazgo gracias a Facebook y terminan por darse el "sí acepto" en una original boda temática.
Créditos: Diego Igza
Val y Pipe, dos amigos que se reencontraron para empezar su hermosa historia de amor
Dos amigos que se encuentran para crear su historia de amor y que tienen un hermoso matrimonio en Lima. ¡Su matrimonio es prueba de que se puede hacer una boda sostenible increíble!

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información