Samara y Alberto: la magia de celebrar un amor para toda la vida

Samara y Alberto se conocieron en la secundaria en el año 1998, era su primer día de clases en un colegio nuevo y ambos comenzaban una nueva etapa en sus vidas. Al inicio eran tan solo compañeros de clase, pero con el paso del tiempo se convirtieron en enamorados, celebrando años más tarde un hermoso matrimonio en Lima.

Créditos: Clarooscuro

Al ser enamorados y al compartir las mismas clases pasaban la mayor parte del tiempo juntos, incluso él la acompañaba a casa y pasaban la tarde haciendo tareas y viendo la tv. “Algo que siempre recordamos es que él tenía que ganarse la gracia de mi mamá para que le de su aprobación, es por ello que cuando salíamos al cine o a tomar un helado, siempre debíamos cargar con nuestros hermanos, quienes eran un año menor que nosotros. Él no solo salía conmigo sino también con nuestros hermanos y amigos en calidad de chaperones”. (Samara, 2018)

Los años pasaron y fueron afianzando su relación. “Claro, hubo altos y bajos, pero eso hizo que nuestro amor fuera madurando hasta lo que tenemos hoy en día”. Así ellos se muestran felices de haber encontrado a esa persona especial para compartir sus vidas, y recibir las grandes sorpresas que han encontrado en el camino y que les han permitido afianzarse más como pareja y a mejorar cada día más. Una de las grandes sorpresas es su hermoso hijo Daiki de cinco años.

Créditos: Clarooscuro

La pedida de mano fue el 20 de julio del 2017 en la casa de ambos. Y es que con tantos años de relación, el tema del matrimonio había sido algo recurrente en sus conversaciones. “Y no solo nuestras, sino como un tema de conversación entre amigos y familiares, la pregunta ¿cuándo se casan?, ya nos tenía un poco al borde del colapso.” La novia nos cuenta que después de tanto tiempo ya no esperaba que hubiera pedida formal, siempre pensó que irían a la joyería a por el anillo y listo. Pero Alberto tenía preparada una sorpresa. El anillo de compromiso lo mandó a hacer en la joyería Carati, al igual que los aros de matrimonio.

“Realmente verlo arrodillado ante mí fue algo muy emocionante, nunca pensé que me pondría a llorar. Él estaba muy nervioso, ¡hasta se le cayó el anillo! (Samara. 2018)

Por recomendación del amigo de una amiga, los novios contrataron los servicios de una especialista en bodasLynda Lamadrid, ¡y es que querían que todo saliese como siempre habían soñado! “Nos supo orientar hacia lo que estábamos buscando y coadyuvó a que nuestra boda fuera hermosa.” Así fue como comenzaron a organizar la boda civil, religiosa y la recepción, las cuales se celebrarían en las instalaciones de Villa Mónica, un lugar hermoso, al cual entre por primera vez y dije: aquí me tengo que casar. ¡Es un lugar de ensueño!”

Como nos cuenta Lynda, la wedding responsable del matrimonio de esta pareja, “durante nuestro recorrido para conocer locales, tuve la idea de llevarlos a Villa Mónica en un día de boda con un montaje real, ya que así tendrían la oportunidad de conocer esta hermosa locación y ¡no me equivoqué! Quedaron enamorados del lugar.”

Créditos: Clarooscuro

Las invitaciones fueron un fino trabajo de Papier Imprenta con una grulla en cada una realizada por el novio.

Créditos: Clarooscuro

Preparación de los novios

La novia tenía una idea clara de lo que quería para ese día, nada sofisticado, por el contrario, quería destacar la naturalidad y el romanticismo de un look de novia. El vestido lo mandó a hacer a medida en el atelier García – Morilo. Elida Morilo, la diseñadora, le dio sus toques al modelo inicial que Samara tenía en mente. La exitosa wedding planner de este matrimonio, Lynda Lamadrid, nos cuentan que “como la boda era de día se tomaron en cuenta detalles florales y se usó un encaje elaborado, pero al mismo tiempo lució liviano, proyectando el estilo de Sami. Un detalle importante fue que la novia no llevó cola sino optó por una capa que fue llevada con flores bordadas en degradé, desde el peinado hacia el final, marcando tendencia”.

El maquillaje y peinado estuvieron a cargo de Zinthia Campana, de Zinthia Campana – Make up & Hair quienes definen su trabajo como “boda al mediodía, estilo romántico y elegante: para el maquillaje de Samara nos inclinamos en tonos cálidos donde predominaban los tonos ocres y naranjas, ya que iluminaba más el tono de piel y color de ojos de la novia. Se trabajó muy bien la piel para que ese día se vea luminosa (strobing) pero a la vez natural. Las mejillas fueron de color melocotón, se perfiló de forma natural sus facciones. Se realzaron sus labios con un tono coral, siempre cuidando la naturalidad del maquillaje, ya que Samara no acostumbra maquillarse y no deseaba verse demasiado maquillada”.

Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro

Los zapatos fueron un modelo elegido en base a búsquedas por la web y los elaboró Alexandra Cannock Shoeline, quien asesoró a la novio sobre el color más adecuado. En cuanto a los accesorios de novia, solo utilizó unos aretes de Swarovski de su madre, siguiendo así la tradición de “algo prestado”.

“No utilicé el típico velo de novia, por el contrario, opté por llevar una capa con aplicaciones de encaje del mismo con el que se elaboró mi vestido. Respecto a mi peinado, quise que en él se incluyan flores (varitas de San José) pues quería que fuera algo muy natural, acorde a la hora y locación de la boda.” (Samara, 2018)

Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro

El ramo de flores lo encargó a Diana de Victoria Atelier Floral, un modelo que también obtuvo de una búsqueda en la web, era estilo cascada y tenía como punto de inspiración la cultura japonesa, por ello se empleó flor de sakura. Asimismo, la novia pidió que este tuviera orquídeas y clavel importado. Los toques de color los daban impericos de color crema.

Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro

El terno del novio y el de su hijo fueron confeccionados en el Atelier Saint James en estilo oriental con cuello nerú, estilo chaqué y un bello bordado en la solapa color azul noche. Los zapatos fueron comprados en la zapatería Aldo y los gemelos que usó ese día (insignia del Club Alianza Lima) eran de Luce Gemelos Perú. El novio también sea tendió con Zinthia Campana, ella se encargo de la preparación de su piel para ese día y realizó una limpieza de cutis con matificantes para evitar el brillo y el exceso de sudor. Asimismo, se le aplicó polvos compactos para emparejar el tono de piel y conservar la naturalidad en el rostro del novio, pues tampoco deseaba que se le maquillara. También recibió el cuidado de las manos.

Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro

La ceremonia

La ceremonia religiosa se llevó a cabo en Villa Mónica y fue muy emotiva para los protagonistas y todos los invitados que quieren y les han acompañado a lo largo de su hermosa historia de amor. Daiki llevó los aros de sus padres en la fina almohadilla hecha por Elida, de García-Morilo Atelier, y el ingreso de los novios al altar estuvo plagado de emociones por parte de sus parientes e invitados. La Liturgia fue brillantemente acompañada por la armonía musical del Coro Voces & Cuerdas y su elevado performance.

Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro

Los responsables de fotografiar y capturar en video cada uno de los momentos de ese día tan especial en las vidas de Samara y Alberto fueron Julio Medina y María Velez de Claroscuro, quienes registraron cada detalle espontáneo en las bellas gráficas que detienen el tiempo y el sentimiento del segundo preciso en que fueron captadas. Un equipazo como describen los novios.

Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro

La recepción

La decoración de la fiesta y el catering del matrimonio estuvo a cargo de Mónica Arteaga, ella es la dueña de Villa Mónica. Asimismo, indicar que la elaboración de la grulla central y las ubicadas al lateral de la pista de baile estuvieron a cargo de Alberto Varea Loayza de Lúmina: Arte en Iluminación. Ambos hicieron que la decoración fuera magnifica.

Tal y como resalta Lynda Lamadrid, “un día, el concepto de boda dio un giro: tenía que tener elementos japoneses y entonces fuimos aportando algunas ideas que están disponibles y otras que tenían que ver con las tradiciones japonesas y de repente … hablando de las 1001 grullas que por tradición se hacen en ORIGAMI me pregunté si en vez de una lámpara central tradicional, podríamos tener una grulla central iluminada, y esto se convirtió en un reto para Mónica y para mí, pero no para el genial Arq. Alberto Varea de Lúmina (by Velas Perú) quien hizo una estructura luminosa de estreno para la pareja y que fue ¡mágicamente sensacional!”

Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro

Durante la recepción, hubo una mesa de makis, los centros de mesa también iluminados por Lúmina con Sakura y los recuerditos para los invitados fueron unos lindos Ohashis (palillos japoneses) grabados con los nombres de la pareja.

Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro

Tras disfrutar de un exquisito banquete de bodas, los novios inciaron la fiesta con el primer baile como esposos, y aunque inicialmente no querían bailar, conforme se iba acercando la fecha, Samara convenció a Alberto de hacerlo. “Fue así que llegamos a Bodanza y, junto a Fiorella Valencia, dimos con una canción hermosa y que ejemplificaba nuestro amor (Can´t take my eyes off you). Inicialmente, ella nos mostró la versión de Frankie Valli, pero fue Alberto quien optó por la versión de The Overtones. Si bien nosotros tenemos soltura para bailar, comentarte que seguir una rutina es algo más difícil. Pero obtuvimos un producto que nos gustó, incluso nuestro hijo participó de la coreografía, fue un momento mágico para él.”

Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro

Luego vino la fiesta y fue amor a primera vista cuando los invitados pasaron al toldo y los recibieron 1001 grullas colgando del techo coronadas con la grulla central que fue uno de los highlights más importantes de la recepción. La música fue un éxito gracias al impecable servicio de Rabanal Audio Profesional quien envió a DJ Angelo para complacer los gustos musicales de la pareja y los asistentes.

Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro
Créditos: Clarooscuro

Y para terminar, resaltamos las palabras de Samara, que comparte con todos los lectores que “la organización de la boda no fue solo una tarea mía y de la wedding, sino que todo fue elegido de manera conjunta entre Alberto y yo. Él es una persona muy detallista y siempre tiene como consigna elegir para nosotros lo que realmente nos merecemos.  Otro punto importante es que la organización de nuestra boda nos hizo más unidos, y estar compartiendo esas tareas con él hizo que llegado el gran día, no me sintiera nerviosa… Ese fue nuestro gran día.”

¡Felicidades a los esposos Oshiro-Lafitte!

Créditos:

Wedding planner: Lynda Lamadrid | Lugar de ceremonia y recepción, decoración y catering: Mónica Arteaga de Villa Mónica | Anillo de compromiso y aros de matrimonio: Joyería Carati | Invitaciones de matrimonio:  Papier Imprenta | Vestido de novia: García – Morilo | Maquillaje y Peinado: Zinthia Campana – Make up & Hair | Zapatos de novia: Alexandra Cannock Shoeline | Accesorios de novia: Swarovski | Bouquet de novia: Diana de Victoria Atelier Floral | Terno de novio: Atelier Saint James | Zapatos de novio: Aldo | Gemelos novio: Luce Gemelos Perú | Música coral: Coro Voces & Cuerdas | Fotografía y video: Claroscuro | Grullas decoración: Lúmina: Arte en Iluminación | Clases de baile: Bodanza | Música de la fiesta: DJ Angelo de Rabanal Audio Profesional

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Créditos: Maka Mikkelsen
Sofía y José, un romance que nació en las aulas y se selló en el altar
¡Un amor que nació en las aulas y continuó por años! Sofía y José prepararon un matrimonio lleno de detalles hacia sus invitados en una celebración que emocionaría a cualquiera. ¡Te invitamos a descubrirla!
Créditos: Gary Manrique
Diana y Renato: una boda mágica entre grullas y leones chinos
Conoce la historia de Diana y Renato, una pareja que celebró su amor en una boda de estilo oriental rodeada de grullas y leones.
Karenina y Mora, un ejemplo de amor que cumplió su sueño. ¡Siempre juntas!
Karenina y Mora, un ejemplo de amor que cumplió su sueño. ¡Siempre juntas!
Morayma y Karenina son la prueba de que el final feliz es posible. Un amor sincero, puro y transparente entre dos mujeres que hicieron su sueño realidad y celebraron su matrimonio en Lima.

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información