Lisette y Paolo, una boda que unió dos continentes e inspiró romanticismo

No hay nada como una historia de amor que sobrepasa fronteras para hacer que sigamos creyendo en el romance y en el tan ansiado ‘felices por siempre’. Esta vez, traemos una historia internacional. Un noviazgo que acumuló muchos ‘kilómetros’ por los viajes realizados, y que unió a dos almas pertenecientes a dos rincones opuestos del mundo.

Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía

La historia

Paolo y Lisette vivían en dos continentes totalmente diferentes. Ella, en Perú y él, en Italia. Motivos laborales hicieron que Paolo viajara a Perú y por arte de magia, se conocieron y empezaron a relacionarse. El romance inició formalmente el 25 de marzo del 2015, fecha en que Paolo le pidió a Lisette que fuera su enamorada.

Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía

Un año y medio después, Paolo pensó que era el momento ideal para dar el siguiente paso en la relación y decidió pedir la mano de Lisette. Pero no sería cualquier pedida, había decidido realizarlo ‘a la antigua’, pues quería contar con el permiso de sus padres. Así fue como tuvieron una reunión íntima en casa de la hermana de Lisette e incluso los padres y hermana de Paolo los acompañaron vía Skype. Finalmente, el 30 de octubre de 2016, la pareja se comprometió. Así comenzarían con los preparativos para su matrimonio en Lima.

Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía

Preparación de la novia

Como para toda novia, el vestido era una de las máximas preocupaciones para Lisette y lamentablemente, ella y su mamá fueron víctimas de una estafa por parte de una modista, por lo cual se quedó sin traje pocos días antes de la boda. Sin embargo, supieron sobreponerse y tras realizar una búsqueda fugaz, encontraron el diseño ideal en Casa Valentina Atelier de Novias. “Agradezco su gentileza y rapidez para los pequeños ajustes al vestido, ya que los hicieron en menos de tres días” (Lisette, 2017).

Se trató de un modelo con aplicaciones en la parte superior y sin mangas. Los zapatos fueron comprados para otro vestido, pero a pesar de eso, lucieron espectaculares. Carolina Indacochea y su staff estuvieron a cargo de armar el look de Lisette, y tanto el peinado como el maquillaje fueron un éxito.

Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía

Los anillos de los novios fueron hechos en la Joyería Carati, mientras que las joyas que llevó la novia fueron obsequiadas por su hermana. El bouquet fue elaborado en The flower shop, utilizando una combinación entre tonos pasteles corales y blancos.

Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía

La ceremonia

Los novios decidieron que la boda religiosa se realizaría en Italia y la civil en Lima, además de la recepción. La fecha elegida fue el 8 de abril por la mañana, en la Municipalidad de Surco.

Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía

La recepción se llevó a cabo en la Hacienda Mosto, cerca de los Pantanos de Villa. Uno de los rasgos que más llamó la atención de los novios es que se trataba de un lugar muy espacioso y con mucho ‘verde’. Sara Ysabel Catering se encargó de la decoración, del banquete y además, de la torta. En opinión de los novios, recibieron incluso más de lo prometido.

Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía

La temática del matrimonio fue vintage y elegante, con mantelería tejida. Los novios también participaron de los preparativos y fueron ellos quienes diseñaron los partes de la boda y el mapamundi que indicaría dónde se sentaría cada uno de los invitados. Decidieron que cada mesa tendría el nombre de los lugares a los que habían viajado juntos, y tendrían una foto representativa para ilustrar.

Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía

La fotografía y el video estuvieron a cargo de Boulares Fotografía, equipo responsable de captar los buenos momentos de la noche y de realizar la pre y post sesión de la pareja.

Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía

Entre los recuerdos para los invitados, decidieron otorgar bolsitas con jabones aromatizados en forma de corazón. Estos fueron elaborados por Fiorella Vecco Hecho a mano. Además, para cerrar con un toque romántico, en cada servilleta colocaron una tarjeta con el poema Te Quiero de Mario Benedetti.

Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía

“Lo que más recordaré es a la gente tan querida que nos acompañó. Familia, personas que conozco desde niña, amigos, muchas personas que vinieron desde USA, Europa y Nueva Zelanda sólo para compartir con nosotros. Y, sobre todo, ver la felicidad de mis padres, hermanos y de Chiara, la hermana de Paolo ese día ¡y la nuestra propia!”. (Lisette, 2017)

Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía
Boulares FotografíaRevisa el trabajo de Boulares Fotografía
Créditos: Boulares Fotografía

Sin duda, una historia para comprender que vivir al otro lado del mundo no es impedimento para enamorarse ni mucho menos para organizar una boda. Paolo y Lisette supieron manejar las diferencias horarias, distancias y demás, y desde Zankyou les deseamos lo mejor en esta nueva etapa.

Maquillaje y peinado: Carolina Indacochea | Vestido: Casa Valentina | Anillos: Carati Joyería | Bouquet: The Flower Shop | Local de recepción: Hacienda Mosto | Fotografía y video: Boulares Fotografía | Catering: Sara Ysabel Catering | Recuerdos: Fiorella Vecco Hecho a mano |

¡Te ayudamos a encontrar lo que estás buscando!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Danos tu opinión

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de organización de bodas o eres un profesional de este rubro, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen en más de 19 países. Más información