Sandra y Luis: cuando el amor es real, el orden en que sucedan las cosas no importa

Desde que somos pequeñas nuestros padres nos dicen que debemos hacer las cosas en un determinado orden. Que primero debemos estudiar, luego trabajar, primero casarnos, luego tener hijos, etc. Pero en la realidad, este orden no tiene motivos de peso para seguirse y es que cada persona, cada pareja, tiene su propio ritmo, su propia forma de construir su vida y hacer de esta la más hermosa. Sandra y Luis son una pareja que tras 11 años de convivencia decidió unir su vida ante Dios y ante las leyes de los hombres. Su historia es linda de principio a fin y seguro más de una persona que nos esté leyendo en Zankyou se sentirá identificada e inspirada por esta historia de amor que tuvo un hermoso matrimonio en Lima.

Ronald Barrós Fotografía
Créditos: Ronald Barrós Fotografía

La historia

Hace 14 años Sandra trabajaba en una conocida cadena de restaurantes de comida rápida. Un día, mientras ella atendía la caja registradora vio que un muchacho entraba al restaurante y se sentaba en la mesa más cercana a ella. En ese momento salió un amigo del trabajo para acercarse al joven y presentarlo con el encargado de la tienda. El joven sentado era Luis y al día siguiente empezó a ser parte del equipo de trabajo junto con Sandra. Ella  ayudó a Luis a entender la mecánica del trabajo y fue así que se hicieron muy amigos.

Los chicos del trabajo salían eventualmente en grupo y fue así que, tras varias salidas, la actitud de Luis hacia ella empezó a cambiar y Sandra notó como ya no la trataba solo como una amiga más. Así fue que una tarde, durante su hora de descanso, mientras comían unas ricas hamburguesas le preguntó si quería estar con él y Sandra le contestó “déjame pensarlo”. Sandra cuenta que tardó una semana en contestarle y que finalmente decidió decirle que sí un 17 de julio del 2004.

La relación fue creciendo rápidamente. Algunos años más tardes la pareja empezó a convivir y tuvo a su hija Valentina, el motor y motivo de ambos. Aquella, hoy de 11 años, fue cómplice de la propuesta de matrimonio que Luis hizo a Sandra. La pedida de mano se dio el 17 de marzo de 2016. Aquel día Luis había invitado a algunos familiares a la casa y contrató a unos mariachis para que le cantaran a Sandra. ¡Muy romántico! No solo Sandra, sino también su hija y toda la familia estaban muy emocionados por la hermosa propuesta de matrimonio.

Los novios

Los novios decidieron que ya que su historia de amor había comenzado un 17 de julio, esta también debía ser la fecha de su boda. Como aquel año caía día de semana decidieron que la boda civil se haría el 17, mientras que la religiosa el sábado próximo. Con las fechas definidas, la pareja mandó a hacer sus invitaciones de boda. Eligieron entonces a una empresa ubicada en Jirón Puno.

Luego de elegir los partes de boda, Sandra se aventuró en la búsqueda de su vestido de novia. Decidió que su vestido soñado debía estar en el Palacio de la Novia y allí fue donde lo encontró. De hecho nos cuenta que visitó el lugar dos veces. La primera vez fue en compañía de su cuñada y eligió un bonito vestido en aquella ocasión; no obstante, cuando volvió a ir con su mejor amiga, notó que el vestido no le daba mucha facilidades de movimiento, por lo que siguió buscando en el lugar hasta encontrar un modelo con el que se sentía más cómoda y se veía radiante: un corte semi-princesa. En esta misma galería de novias encontró también los zapatos para su gran día. El ramo que llevaría en su boda, junto con otros detalles florales, fueron conseguidos por la madre de Sandra en el Mercado de las Flores.

Ronald Barrós Fotografía
Créditos: Ronald Barrós Fotografía

El día de su boda, Sandra decidió contratar a una talentosa makeup artist para su peinado y maquillaje. Estos estuvieron a cargo de Samy Trauco Makeup and Hair.

La ceremonia

La ceremonia civil tuvo lugar unos días antes de la boda religiosa. Sandra y Luis eligieron el día 17 de julio. El sábado de esa misma semana, el 22 de julio, se llevaría a cabo la boda religiosa. Los novios eligieron como iglesia la misma en la que Sandra había hecho su primera comunión y donde su hija, pocos meses antes, también había recibido este sacramento. Cuando llegó el día de la boda, uno de los momentos más bellos que recuerda Sandra fue cuando ingresó a la iglesia del brazo de su papá.

Ronald Barrós Fotografía
Créditos: Ronald Barrós Fotografía

Tampoco borrará nunca de su memoria aquel instante cuando el sacerdote les dio su bendición y es que cuando el padre pidió a los invitados que aplaudieran a la pareja de recién casados, la iglesia no sólo se llenó de palmas, sino de vítores, tal es así que Sandra nos cuenta: “parecía el estadio nacional en pleno concierto, fue muy emocionante”. La bendición de Dios hizo que la pareja se sintiera más fortalecida y unida. El cariño que pudo ver en sus invitados fue único y es que más de uno se conmovió hasta las lágrimas por la unión de la pareja.

Ronald Barrós Fotografía
Créditos: Ronald Barrós Fotografía
Ronald Barrós Fotografía
Créditos: Ronald Barrós Fotografía

Cada momento inolvidable de la boda, desde la preparación de los novios, fue inmortalizado por el talentoso fotógrafo Ronald Barrós. Los novios contactaron a Ronald por recomendación de la cuñada de Sandra. El fotógrafo era curiosamente ex alumno del colegio al que pertenecía la iglesia donde Sandra se casaría, así que tenían amigos en común y para aquel también fue una hermosa experiencia volver a pisar su alma máter para fotografiar la boda. Sandra nos cuenta que les encantó trabajar con él y es que los ayudó mucho con los nervios que se sienten al ser fotografiados, además de que les dio las más hermosas fotos de su matrimonio.

Ronald Barrós
Créditos: Ronald Barrós Fotografía

La recepción

La recepción de la boda de Luis y Sandra tuvo lugar en los jardines de la casa del abuelo de la novia aprovechando el amplio espacio. Sandra nos cuenta que prefirieron el ambiente familiar porque les permitía no tener límites de horarios para celebrar.

Ronald Barrós
Créditos: Ronald Barrós Fotografía
Ronald Barrós Fotografía
Créditos: Ronald Barrós Fotografía

La recepción de la boda contó con el servicio de catering de Armando eventos catering. La empresa siguió todas las instrucciones de los novios para servir en su boda deliciosos bocaditos y la suculenta cena. Si bien los novios no contaron con un pastel de bodas central, sí optaron por repartir pastel en cajitas a sus invitados; el manjar estuvo a cargo de Dulcísimo Nona.

La pareja eligió un DJ para la música de su boda. La animación se encargó a Manuel Polo – MCD Studio quien estuvo encargado de poner a bailar a todos los invitados con los mejores temas musicales. El Dj también hizo sonar para los novios la primera pieza que bailaron como recién casados. La pareja eligió la canción “Thinking out loud” de Ed Sherán; Sandra nos cuenta que la letra de la canción dice tanto que siente identificada con ella. Como tema de apertura de la pista de baile, los novios eligieron la canción “Uptow Funk” de Bruno Mars, un tema que bailaron con su hija Valentina y precisamente uno de los tres momentos más inolvidables de la boda.

Ronald Barrós Fotografía
Créditos: Ronald Barrós Fotografía

Los ánimos de la fiesta se encendieron más aún cuando llegó el momento de la hora loca, para la cual se contrató al talentoso equipo de Artística Producciones, unos capos que se encargaron de preparar una hora loca inspirada en Nubeluz. Fue un momento muy divertido donde novios, amigos y familiares bailaron sin parar disfrutando además del espectáculo.

La pareja estuvo muy feliz en su gran día. Un momento que se fue postergando, pero que finalmente llegó y les dejó los más hermosos recuerdos al lado de su querida hija Valentina. Sandra nos dice que si bien son una pareja que adelantó muchos pasos antes de casarse, estos pasos adelantados (convivir, tener a su hija) han sido los que han hecho que su amor, hoy en día, sea tan sólido. Nos quedamos con esta frase de Sandra: “El orden no importa, el amor lo puede todo”.

Ronald Barrós Fotografía
Créditos: Ronald Barrós Fotografía
Ronald Barrós
Créditos: Ronald Barrós Fotografía

Nosotros, desde Zankyou, estamos muy felices por Sandra y Luis quienes han decidido hacer realidad el sueño de dar el “sí, acepto”. Son los deseos de nuestro equipo que sigan siendo un ejemplo para muchas parejas y que sigan teniendo una hermosa vida llena de amor, hermosos momentos y toda la felicidad del mundo. ¡Felicitaciones chicos!

Fotógrafo: Ronald Barrós |  Vestido de Novia: Palacio de la Novia | Zapatos de Novia: Palacio de la Novia | Peinado y maquillaje de novia: Samy Trauco Makeup and Hair | DJ: Manuel Polo – MCD Studio| Hora Loca: Artística Producciones | Torta de Matrimonio: Dulcísima nona | Catering: Armando eventos catering

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Créditos: Miguel Irias Enamorado
Grecia y Luis: Amigos, novios y esposos. ¡Una perfecta historia de amor!
Grecia y Luis, una amistad que se tornó en amor con Dios fortaleciendo cada paso de su relación. ¡Una boda llena de amor!
Créditos: Alpamayo Studio
Midori y Renzo: Cuando una tierna ilusión se vuelve un amor real
Amores que surgen de una ilusión y que se vuelven un amor verdadero que termina con un sí acepto en el altar: La boda de Midori y Renzo. ¡Amor real!
Boda Real en Suecia: el príncipe Carlos Felipe y Sofia Hellqvist contraen nupcias
Boda Real en Suecia: el príncipe Carlos Felipe y Sofia Hellqvist contraen nupcias
Conoce los detalles de la boda real en Suecia entre el príncipe Carlos Felipe y la ex modelo Sofía Hellqvist. Descubre las fotografías, looks y particularidades de la ceremonia.

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información