Gina y Peter: un tierno amor auspiciado por la fiebre del Mundial

Siempre se dice que las cosas pasan por algo. Todos los sucesos, grandes o pequeños, tienen una razón de ser y muchas veces son esas insignificantes situaciones las que desencadenan grandes historias. El romance de Gina y Peter desafió distancias, casualidades y despedidas, y a continuación, te invitamos a conocer su historia.

La historia

Esta pareja se conoció en 2010, en pleno mundial de fútbol. En las radios sonaba el Waka Waka y todos se morían por encontrar los mejores lugares para ver los partidos. Peter, originario de Bélgica, estaba en Perú visitando a un amigo y Gina buscaba un lugar donde ver el partido de Alemania vs. Inglaterra con una amiga.

Luego de visitar tres bares y encontrarlos cerrados, se cruzaron con Peter y un amigo, y se dieron cuenta de que estaban perdidos. Decidieron orientarlos y en el camino a su hotel, vieron que en la recepción estaban pasando el partido en pantalla gigante, y los muchachos las invitaron a quedarse.

En los días siguientes, el cuarteto salió a cenar, bailar y hasta viajaron a las islas Ballestas, lugar donde Gina y Peter se dieron el primer beso. Le siguieron semanas juntos y, una vez que él tuvo que regresar a Bélgica, acordaron llevar la relación a distancia, Peter volvió a verla cada tres meses durante un año. Finalmente, era el turno de Gina, quien decidió mudarse a Bélgica para hacer una maestría, consolidando la relación que llevaban.

La propuesta de matrimonio fue igual de romántica que toda la relación. Peter decidió hacerlo mientras recorrían Chiclayo, en uno de sus tantos viajes por Perú. Fue una noche de verano en la que Gina no dudó en decir que sí y empezaron así los preparativos para ese matrimonio en Lima.

Preparación de los novios

Para tener todo listo para la boda, Gina decidió adquirir algunas cosas en Lima y otras en Bélgica. Asimismo, teniendo presente el origen de ambos novios, las invitaciones de boda para los invitados estaban formadas por un mapa en forma de rompecabezas que unía Bélgica y Perú, una caricatura diseñada por un amigo de los novios, José Luis Soria. Los rompecabezas fueron obra de Huellas de Amor.

Para el estilismo nupcial, el vestido de novia fue de la conocida marca Pronovias, y recibió una asesoría de principio a fin, hasta estar convencida de que ese era el modelo que buscaba. Sus zapatos fueron de color ivory con bordados que combinaban con el vestido.

Los anillos y los aretes fueron adquiridos también en Bélgica, en la ciudad de Amberes, que es muy conocida en el rubro de los diamantes. Por otro lado, los dos tocados que lució en la ceremonia eran de Roxana Pardo.

Los responsables de hacer que Gina luciera resplandeciente en el día tan esperado fueron Bedsie Arévalo y su equipo, quienes tuvieron a su cargo el maquillaje y el peinado.

El bouquet fue confeccionado por Bella Flor Bouquets, mezclando rosas Ivory con unas rosas en tonos turquesa y verdes, que combinaban con la decoración hecha en teal y copper.

La ceremonia

La ceremonia religiosa se realizó el 8 de abril de 2017, en la parroquia El Santísimo Salvador, ubicada en la plaza de Armas Pachacamac  y estuvo a cargo del padre Eugenio. Para hacer sentir más cómodos a los invitados, optaron por tener partes en inglés y otras en español, ya que fueron 45 las personas que viajaron de Bélgica a Perú para esta ocasión especial.

La fiesta se llevó a cabo en la Casa Kouri. El catering elegido fue Succes Eventos, quienes se encargaron también de la decoración. Emmanuel y Mariana hicieron un trabajo excelente. El color que predominó fue el ivory, con detalles en teal y copper. La idea era que no fuera sobrecargada ni que desplace al ambiente de Pachacamac, de manera que los novios y los invitados pudieron disfrutar de la naturaleza y luego ingresar al toldo que se armó.

El buffet también estuvo a cargo de Succes Eventos, mezclando comida peruana con internacional. La torta fue una obra de arte de tres niveles. La fiesta tuvo como highlight a la banda Lima Sónica, uno de los elementos más destacados de la celebración y mantuvo entretenidos a los invitados en el jardín, hasta el momento de ingresar al toldo.

Eduardo Calienes fue quien estuvo a cargo de retratar todos los momentos de la boda, dándoles a los novios la comodidad suficiente para disfrutar de las fotos y seguir sus instrucciones. Además, organizó una recopilación de las fotos a modo de tráiler que les encantó.

Los novios optaron por crear una página web a modo de “reserve the date”, donde los invitados podían ver cuánto faltaba para la boda. Además, repartieron sandalias a todas las mujeres para que el baile no faltara y unos abanicos para mitigar el calor.

En las tarjetas de agradecimiento colocaron “gracias” en todas los idiomas que se hablarían en la boda y también colocaron una cabina con fotos, de donde obtuvieron recuerdos de los invitados para su álbum y a la vez les brindaron una tira que podían llevar a casa.

Toda la boda fue organizada desde Bélgica, pero contaron con la ayuda de Kathy Espath, su wedding planner. “Realmente ambos coincidimos en que la boda salió tal cual la queríamos, la disfrutamos, sentimos mucho amor, cariño, emoción y diversión”. (Gina, 2017) El equipo formado por Fifi y Alejandra realizó un buen trabajo de la mano de los profesionales del catering para que todo quedase muy lindo, tal y como los novios siempre habían soñado.

Esta fue la celebración soñada de Gina y Peter, y las sorpresas no pararon hasta el final. En un momento de la fiesta, sus cuñadas y concuñados tomaron la pista y tocaron una canción para la cual habían aprendido a usar la quena y zampoña. ¡Un momento mágico!

El sueño de los novios era casarse por lo religioso en Perú, en compañía de sus dos preciosas hijas, Maya y Amelie, y fue hecho realidad de principio a fin. El matrimonio civil lo celebraron en Bélgica ( Leuven) en el 2012. ¡Desde Zankyou les deseamos la mejor de las vidas!

Maquillaje y peinado: Bedsie Arévalo | Tiara: Roxana Pardo | Wedding planner: Kathy Espath | Catering y decoración: Succes Eventos | Fotografía y video: Eduardo Calienes | Banda: Limasónica | Bouquet: Bella Flor Bouquets | Locación: Casa Kouri  | Invitaciones: Huellas de amor

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Créditos: Angélica Lunardi
Claudia y Michael, de compañeros de trabajo a compañeros para toda la vida
Michael y Claudia se conocieron en el trabajo, hoy son compañeros de por vida. ¡Enamórate con su historia de amor y romance sin límites!
Créditos: Diego Igza
Mili y Grego: un amor internacional que tuvo una hermosa boda en Lima. ¡El amor está donde menos lo esperas!
A veces viajar puede ayudarte a encontrarte con tu destino, incluso con el amor de tu vida. Conoce la historia de Mili y Grego, una peruana y un colombiano que se conocieron en Argentina y que tuvieron un bello matrimonio en Lima. ¡Amor internacional!
Créditos: Maka Mikkelsen
Andrea y Pablo: la historia de un amor verdadero unido por los pequeños detalles
¿Preparado para encontrar el amor de tu vida? Andrea y Pablo jamás imaginaron que así fuera, pero su historia nos confirma que en cualquier momento podemos encontrar a la persona indicada.

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información