Stephanie y Junior: cuando la magia del primer amor llega al altar

Stephanie y Junior: cuando la magia del primer amor llega al altar

Después de 13 años de estar juntos, esta pareja llegó al altar de la manera más dulce, demostrando una vez más que casarse con tu primer amor, no es imposible.

Stephanie y Junior: cuando la magia del primer amor llega al altar
  • Real weddings
  • Romántica
  • 2018
  • Lima

Sin duda, la idea de conocer a tu futuro esposo en el colegio parece salida de cuento de hadas o de una serie romántica, ¡pero esta historia es tan real como cualquiera de nosotros! Te invitamos a conocer un amor que se cultivó por más de una década, y llegó al altar en medio de lindos detalles.

guardar
Créditos: Diego Igza

La historia

Stephanie y Junior se conocieron en la niñez. Él llegó de Venezuela a Perú para cursar el quinto año de primaria y se matriculó en el mismo colegio. Algunos años más tarde, la atracción era imposible de negar, y cuando ambos estuvieron en cuarto de secundaria, en plena adolescencia, allá por el 2005, se hicieron enamorados.

guardar
Créditos: Diego Igza

Después de muchos años de relación, altos y bajos, y un sinfín de momentos, Junior planeó la más especial de las pedidas de matrimonio. El colegio fue el ambiente que dio inicio a su relación, y también fue el escenario en donde decidió pedirle la mano a Stephanie. Lo hizo en el aniversario 50 de la institución, en medio de un campeonato de fútbol donde él jugaba.

En un momento, los otros jugadores, amigos de promoción, se quitaron las camisetas y debajo de ellas cada uno llevaba una palabra que completaba la tan esperada pregunta: ¿Quieres casarte conmigo? Sin duda, fue un momento de lo más emotivo, donde no solo estuvieron amigos, sino también profesores. Junior se encargó de que las amigas de Stephanie asistieran y pudieran compartir con ellos ese momento. Por supuesto, obtuvo un rotundo sí y desde ahí empezaron los preparativos para este matrimonio en Lima.

guardar
Créditos: Diego Igza

Preparación de los novios

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Para el gran día, Stephanie escogió su vestido en Pronovias. El escote fue de tipo barco, de manga tres cuartos y en corte semisirena. El objetivo era encontrar un modelo que acentuara la figura pero que no limitara sus movimientos al bailar, y lo consiguió. Fue un regalo de sus papás, adquirido en Couture Bridal Miami. El calzado fue de la marca Betsey Johnson, modelo stiletto y adornado con brillos.

Samantha Burgos MakeUp, hermana de la novia y maquilladora profesional, se encargó del look nupcial, obteniendo el resultado que buscaban. En cuanto al peinado, Susana de Pixie by Caty fue quien estuvo a cargo y desde la prueba logró captar el estilo de la novia en un moño suelto con mucha onda. Todo el look se mantuvo intacto y duró hasta el final de la fiesta, permitiendo que la novia se divirtiera sin parar sin preocuparse.

guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza

En cuanto a las joyas usadas para complementar el look, Stephanie lució un tocado de Roxana Pardo. El bouquet, por otro lado, fue confeccionado por Cecilia Barriga, quien también se encargó del bouquet de las damas y de los boutoniers. El bouquet de la novia fue multicolor, y como pedido especial debía llevar mini margaritas, en honor a la abuelita de Stephanie, quien llevaba ese nombre. Fue como si estuviera acompañándola en ese momento tan importante.

guardar
Créditos: Diego Igza

El novio por su parte lució un terno de la marca Yorgo Stratouris, donde además también se confeccionó la camisa y se adquirieron los zapatos y gemelos. La pareja tuvo una experiencia muy positiva, recomendándolo al 100%. Por último, los anillos de los novios fueron confeccionados en Joyeros Anticuarios.

guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza

Para la organización, la pareja contó con la asesoría de Manuel Córdova, quien fue su wedding planner. Él se encargó de guiarlos en el desarrollo del timing, la elección del estilo de la boda, paleta de colores, entre otros detalles. “Lo recomendamos con los ojos cerrados. Desde la primera reunión tuvimos mucha química, nos leyó la mente a la perfección. Siempre estuvo dispuesto a ayudarme. Incluso, recuerdo que el día de la boda yo no tenía nada azul puesto y él me regaló su pulserita para que me la colocara en el tobillo. Súper amable.” (Stephanie, 2019).

La ceremonia

El gran día fue celebrado el 6 de octubre de 2018 en la parroquia del colegio de ambos, donde también se casaron los papás de Stephanie y donde además la habían bautizado, hecho su primera comunión y confirmación. Definitivamente, un lugar con mucho significado. 

“Coincidió en que una de las veces que fuimos a misa con mi abuelita, poco antes de fallecer, ella hizo que me colocara en la puerta de la iglesia y midió hasta dónde llegaría la cola de mi vestido de novia. Sentí que ella misma quería que la ceremonia fuera ahí y así fue.” (Stephanie, 2019).

guardar
Créditos: Diego Igza

Stephanie llegó a la iglesia a bordo de un Mercedes de El Coche de la Novia, lista para darle el “sí” a Junior en una ceremonia muy emotiva, donde también contaron con las melodías de Armonía Coral. Para la novia, uno de los mejores momentos fue llegar del brazo de su papá y ver a su futuro esposo esperándola en el altar. Los invitados acompañaron a la pareja, expectantes del nacimiento de esta nueva familia, y soltando lágrimas tras escuchar los votos personalizados que cada uno pronunció.

guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza

La recepción se llevó a cabo en la Casa Hacienda La Arboleda, donde los novios también recibieron asesoría por parte de los propietarios, con sugerencias de decoración para aprovechar el espacio.

guardar
Créditos: Diego Igza

El catering estuvo a cargo de Q’branta Gourmet, quienes también se encargaron de la decoración, la torta y los mozos. Cada uno de los aspectos fue muy valorado por los invitados y por supuesto, por la pareja, quienes se sintieron de lo más a gusto en plena celebración de su amor.

guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza

El fotógrafo elegido para retratar el evento fue Diego Igza, que además realizó la sesión preboda. Con su talento, Diego pudo capturar los mejores ángulos de Stephanie y Junior, dándoles los tips adecuados para que todo saliera de maravilla en el gran día. El video de la boda estuvo a cargo de Kuska – Video de Bodas, con quienes también hubo gran química desde la primera reunión de coordinación.

guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza

Pero eso no fue todo. Los novios querían que cada invitado recordara su boda con cariño, por lo que eligieron a Tu Foto Magnética para encargarse de los recuerdos. Fue un tótem magnético que capturó fotos de los momentos al ingreso y cada invitado pudo llevárselas de recuerdo.

La canción You Are The Reason fue la elegida para el primer baile como esposos. En medio de un ambiente romántico, la pareja mostró la coreografía que prepararon junto con Ingenio Espectáculos, quienes también estuvieron a cargo de la hora loca de la noche, poniendo a bailar a todos los asistentes. El DJ de la noche fue Dj Lickz y la orquesta elegida fue Esencia Banda Show.

guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza
guardar
Créditos: Diego Igza

La unión de esta pareja estuvo llena de emotividad y para muchos confirmó la teoría de que sí es posible casarte con tu primer amor. Tras 13 años juntos, hoy Stephanie y Junior son una familia, y desde Zankyou no podemos sino desearles toda la felicidad del mundo.

guardar
Créditos: Diego Igza

Vestido: Pronovias | Peinado: Pixie by Caty | Maquillaje: Samantha Burgos Makeup | Bouquet: Cecilia Barriga | Calzado: Betsey Johnson | Tocado: Roxana Pardo | Terno y accesorios: Yorgo Stratouris | Anillos: Joyeros Anticuarios | Wedding planner: Manuel Cordova | Local: Casa Hacienda La Arboleda | Coro: Armonía Coral | Transporte: El Coche de la Novia | Catering y decoración: Qbranta Gourmet | Fotografía: Diego Igza | Video: Kuska – Video de Bodas | Hora loca: Ingenio Espectáculos | Dj: DJ Lickz | Orquesta: Esencia Banda Show | Recuerdos: Tu Foto Magnética 

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Cecilia Barriga Arreglos florales matrimonio
Coro Armonía Coral Coros y agrupaciones
Samantha burgos makeup Maquillaje y peluquería novias
Ingenio Espectáculos Animación y Hora Loca
Casa Hacienda La Arboleda Casas y Centros de eventos
Tu Foto Magnética Recuerdos de matrimonio
El Coche de la Novia Carro de novios
Roxana Pardo Accesorios Novia
Diego Igza Fotógrafos
Yorgo Stratouris Terno Novio
Pixie MakeUp Maquillaje y peluquería novias

Comentarios (3)

Danos tu opinión

¡Recibe el 100% de tus regalos como dinero en efectivo!