Val y Pipe, dos amigos que se reencontraron para empezar su hermosa historia de amor

Todos cambiamos con los años, maduramos, cambiamos nuestros gustos y nos volvemos cada vez más interesantes. Val y Pipe son prueba de que el amor se toma su tiempo para llegar y aunque conozcas a una persona por muchos años (toda la época de colegio) hasta que no estás listo para el amor no te das cuenta de que esa otra persona es la indicada para ti. Así da comienzo la parte más bonita e interesante. Conoce a Val y Pipe, dos amigos que se reencontraron para crear su propia historia juntos y que vivieron un hermoso matrimonio en Lima.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

La historia

Pide y Val se conocen hace 17 años y es que estudiaron juntos en el mismo colegio. En aquella época solo eran amigos y no cruzaba por sus mentes tener una relación. La pareja se volvió a encontrar cuando ambos se hallaban en los últimos años universitarios gracias al messenger, desde entonces empezaron a comunicarse con mayor frecuencia y cuando volvieron a verse, la química era más que evidente, aunque como nos dice Valeria: “no me di cuenta de la química que teníamos hasta que una amiga me comentó que se sentía a kilómetros de distancia” (Val, 2017) y desde entonces empezó a prestar más atención.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

El paso para cambiar la relación de amigos a enamorados no se dio sino hasta diciembre de 2008, cuando ambos asistieron a un reencuentro de ex alumnos y no pararon de bailar toda la noche. Entonces Pipe invitó a Val al cine, pero no se concretó la salida hasta 2009; Val nos cuenta que ella se iba a hacer un Work & Travel en Canadá, pero que finalmente se quedó en Lima por él. Así salieron durante los tres meses de aquel verano hasta que Pipe se le declaró. Val dice que Pipe preparó todo de forma hermosa, y es que hizo una cena especial en su casa con un camino de rosas, una cena que él mismo preparó y una canción que cantó para ella. Así fueron oficialmente enamorados el 14 de marzo.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

Para ambos era la primera relación seria que tenían y fue un aprendizaje en conjunto. Unos años después, tras año y medio de convivencia y con dos hijos perrunos en casa, Pipe haría una hermosa propuesta a Val. Ese 25 de octubre de 2016 fue todo muy romántico. Pipe, confiando en el amor de Val por los animales y con ayuda de una amiga, hizo que Val fuera hasta cierto lugar con la excusa de ir a rescatar a un supuesto perrito escondido en un parque privado; grande fue la sorpresa de Val al encontrar armado un picnic nocturno con comida, velas y música. Val ve entonces a Pipe y le dice que no entiende nada, en ese momento la amiga sonríe, los abraza y se va. Pipe con un hermoso fondo musical, y tras hermosas palabras, le pide a Val que sea su esposa. Val nos dice que de los nervios no recuerda mucho, pero por suerte todo quedó grabado gracias a Pipe.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

Pipe obsequió como anillo de compromiso a Val una sortija con un zafiro. La joya fue hecha por Bea García y es que la joya no debía tener ningún diamante de sangre en ella y ser la opción más sostenible. Val no se cansó de decirle que sí a su futuro esposo y al amor de su vida.  Los novios elegirían como fecha de su boda el 21 de abril de 2017.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

Los novios

Una de las primeras cosas que hicieron los novios fue elegir sus partes de boda. Como Val cuenta con un estudio de diseño junto con su mejor amiga, fue en este taller donde se crearon las más perfectas invitaciones. Paper Studio también realizó diferentes decoraciones que se incluyeron en la boda. Sin lugar a dudas, elementos llenos de amor y 100% personalizados.

Cuando Valeria buscó el vestido de su boda tenía algo muy en claro: quería que fuera funcional y que no quedara para siempre guardado en su closet luego de la boda, así que decidió que fuera un vestido de dos piezas. Así, contactó con una amiga suya que es diseñadora y vive en EE.UU.; aquella le paso el website de una tienda de novias (BHLDN) donde Val pudo encontrar la hermosa falda de su look nupcial. El problema era ahora dar con el corpiño que combinara perfecto. Entonces la novia recibió una hermosa sorpresa: su amiga le obsequió el corpiño diseñado por ella misma y que fue confeccionado con un hermoso encaje francés: impactante.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza
Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

Los zapatos que lució Val en su día fueron encantadores, además estuvieron diseñados con toda la paciencia, dedicación y talento de una de sus amigas creadora de la marca Míloli. El calzado fue de color palo rosa con guinda de estilo Mary Jane. Siguiendo la premisa de que pudieran ser reutilizables luego de la boda, el lazo guinda que llevaba sobre ellos era retirable, así se podía conseguir un nuevo estilo tras el matrimonio.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

La novia quería mantener un look minimalista en su boda por eso no quiso llevar joyas muy llamativas en su gran día. Las pocas joyas que completaron su estilismo las consiguió en Petunia Joyas, la tienda de otra de sus amigas. Valeria eligió una  perlas y una pulsera; acompañaron a los aretes de perlas dos “V” que fueron hechas por Bea García. Como parte de la tradición nupcial, la novia llevó algo azul con ella: su anillo de compromiso que tenía un zafiro fair trade. 

Para su maquillaje, Valeria se encargó de buscar a profesionales que utilizaran productos libres de pruebas en animales, así no tuvo mejor idea que llamar a Alejandro Álvarez de Rivero, quien estuvo encargado tanto de su maquillaje civil como el de la ceremonia y el de la fiesta. Rivero es el maquillador oficial de la marca Natura y conoció a Val gracias al blog que ella tiene: Fashion Frontier, y con el cual hace colaboraciones en conjunto con Natura. El talentoso maquillador logró captar el maquillaje que Val esperaba lucir: logró resaltar sus ojos sin que todo dejara de verse muy natural.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza
Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

La madre, la suegra y la hermana de Valeria se maquillaron junto con ella. Su maquillaje estuvo a cargo de Caty de Pixie Make Up y también se hizo con marcas cruelty free. El peinado de Valeria lo hizo su amiga de la universidad: Susana Benavides quien también pertenece a Pixie Make Up como peinadora oficial. Susana hizo para Valeria un peinado espectacular: un moño que no parecía un moño.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

Ya que la pareja quería una boda sostenible, no se incluyeron flores en la boda, por lo mismo, el bouquet que llevó Valeria estuvo hecho de papel y fue realizado por Ana Sofía Casaverde de Galletita de Jengibre. El tocado de la novia, que reemplazó el velo en el día de su boda, fue también hecho con flores de papel, gracias a la ayuda de una amiga de Val que llegó de Australia.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza
Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

Pipe, para el día de su boda, eleigió un terno color verde botella. El modelo se lo encargó al sastre con el que siempre había trabajado su familia. La tela y los tirantes que eligió el novio para su boda fueron comprados en Gamarra. La camisa de Pipe se mandó realizar a Sastrería Lavalliere. Nada mejor que un terno a medida para lucir genial en su boda.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza
Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

La ceremonia

La ceremonia fue realmente emocionante y cautivó a Val hasta las lágrimas, y es que ver a la persona que amas esperándote en el altar es indescriptiblemente hermoso. La pareja compró sus anillos de matrimonio también con Bea García y eligieron un modelo estilo brushed en color amarillo. Lo genial de los aros que intercambiaron es que el aro de Val cuenta con un detalle especial que permite que el anillo de compromiso encaje perfecto con el de casada.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

Un detalle importante de la ceremonia fueron las palabras de los testigos y amigos de los novios y es que ambos quisieron que las personas más cercanas a ellos dijeran algunas palabras sobre su relación en este importante día. Val quedó conmovida por el discurso de un amigo australiano de ambos, quien no habla español y quien tradujo y dijo su discurso en español para este día tan especial. También emocionó mucho a la novia el discurso de una de sus mejores amigas, quien fue muy expresiva, algo poco usual en ella, por lo que fueron aún más significativas cada una de sus palabras.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza
Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza
Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

Todos los momentos hermosos, desde la preparación de la boda hasta su fin, fueron captados por la cámara profesional de Diego Igza. Valeria nos cuenta que dieron con él por casualidad y es que primero vieron su trabajo en Facebook de una amiga y luego lo encontraron en la boda de la prima de Pipe. Como ambos trabajos les encantaron a ambos novios, no dudaron en reservarlo para su boda. Diego Igza tenía lo que los novios buscaban con su fotógrafo: alguien con quien pudieran conectar y sentirse cómodos, incluso se ha vuelto amigo de la pareja. Cada fotografía es 100% natural y como dice Valeria: “100% nosotros”.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

La boda también tiene un video para el recuerdo. La filmación estuvo encargada a Corte Films. Para los novios el producto final entregado es estupendo y es que no solo los representa perfecto, sino que resume uno de los días más importantes de sus vidas.

La recepción

La recepción de la boda tuvo un concepto abierto, y tuvo lugar en el Club Campestre el Remanso, igual que la ceremonia. El club facilitó a los novios un área que nunca se había usado para bodas y que se prestó perfecta para lo que los novios querían transmitir. Valeria nos dice que fue difícil dar con el catering perfecto para su boda y es que ellos querían tener un buffet vegetariano que mostrara a sus invitados que este tipo de comida es realmente deliciosa. Felizmente, en su búsqueda dieron con Sathia Escalante. De entrada se eligieron platillos como: ceviche de champiñones con seitán y chicharroncitos de soya. Como platos de fondo se eligió una carta criolla vegetariana conformada por ajó de champiñones, frejoles como humo líquido y seco de seitán con culantro a la cerveza negra. Se incluyó en la boda una mesa de postres absolutamente vegana; entre las delicias que tuvo se hallaban: trufas de cashew con quinua pop, trufas de chocolate, y frutas que se podían bañar en una fuente de chocolate y bitter con leche de coco. Los expertos del catering vegetariano incluyeron unos ricos anticuchos de seitán para cerrar la noche.

Los novios contaron un con bartender profesional amigo de Val: Juanpa de Drop Social Mixology, quien preparó macerados especiales para la boda de los novios. Entre aquellos predominaron los sabores agridulces. Para Val, y concordamos con su afirmación, las bebidas son uno de los cuatro pilares más importantes de una boda, y siempre hay que contratar a un bartender profesional para que las sirva y el matrimonio resulte un éxito.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

Para la decoración de la boda se contactó con Rosi Salazar de Oh Rose! Studio quien entendió perfectamente lo que los novios querían en su matrimonio. Lo genial, y siguiendo la línea de que todo fuera sostenible, es que se pudo reciclar gran parte de la decoración que se utilizó. La boda siguió el concepto de boda abierta donde se incluyeron bellos focos para la decoración y se aprovechó a máximo la vegetación del lugar. También se usaron frutas para decorar y lo mejor era que podían ser consumidas al final de la fiesta. ¡Una decoración de calidad, que captó lo que los novios buscaban y que fue elogiada por todos los invitados!

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza
Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

Dulcefina preparó la torta de la boda de la pareja con un diseño sumamente original. El pastel fue tipo naked con keke de naranja relleno de mermelada de frambuesa y frosting de limón y con un acabado de cemento pulido. La torta llevaba sobre ella un topper de origami que también fue hecho por Ana Sofía de Galletita de Jengibre, el muñeco que iba sobre la torta incluso llevo el mismo color del terno del novio: ¡muy original!

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos Diego Igza

Los novios contaron con los servicios de DJ Pulga para su matrimonio. Desde la primera reunión con el DJ se sintió una buena química y que entendía lo que la pareja buscaba, por eso no dudaron en contactarlo. La canción que la  pareja eligió como primer baile y coreografía fue “You’re inlove” de Taylor Swift, la cual fue mezclada con el tema “Up all night” de Beck, logrando una combinación que reflejaba el estilo musical de la pareja. La coreografía que prepararon contó con el apoyo de Bodanza, quienes en 10 sesiones de práctica diseñaron la coreo para los novios. La pareja nos cuenta que la noche previa a la boda llegaron al local y practicaron su primer baile ante la luz de los celulares de los familiares que los acompañaban, ¡muy romántico! Todo salió perfecto en la boda y mucho tuvo que ver el apoyo de la organizadora de bodas que la pareja contrató: Lisset Reátegui Wedding Planner. Los novios consideran necesario tener a alguien que orqueste todo y los deje disfrutar sin que estén preocupándose por cada detalle y ¡Lisset excedió sus expectativas!

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza
Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

Como parte de los momentos inolvidables de la recepción, estuvo la coreografía sorpresa que Val preparó para Pipe con ayuda de sus amigas bailando un poco de pop de los 90. ¡Todos quedaron asombrados con la creativa presentación!

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

La hora loca encargada a Party Time quienes pusieron a bailar a todos los asistentes de esta hermosa boda. La diversión siguió con los divertidos juegos y retos que los animadores pusieron a novios e invitados.

Diego IgzaConoce más del trabajo de Diego Igza
Créditos: Diego Igza

La historia de Val y de Pipe está llena de amor y de momentos únicos. Son una pareja original siempre preocupada por el medioambiente y su boda es una prueba de ello. Su carisma se siente en cada fotografía. Desde Zankyou les deseamos lo mejor en esta etapa de sus vidas: que esté llena de dicha y momento mágicos.

Fotografía: Diego Igza | Partes de boda, pizarras y detalles: Paper Studio | Local de recepciones: Club Campestre el Remanso | Vestido de novia: BHLDN (falda) | Top de novia: Girl and a Serious Dream | Zapatos de novia: Míloli | Maquillaje: Alejandro Alvarez de Rivero  (Diblu Salón) con Natura Cosmetics | Peinado: Susana Benavides de Pixie Makeup |  Terno del novio: Jonhy Sastrería & Lavalliere | Joyería: Petunia Joyas | Anillo de Compromiso: Bea García |  Video: Corte Films | Torta: Dulcefina | Decoración: Oh Rose! Studio | Catering: Sathia Escalante | Bartender: Juanpa de Drop Social MixologyRamo de novia y topper: Galletita de Jengibre | Música: DJ Pulga | Coreografía: Bodanza | Wedding Planner: Lisset Reátegui Wedding Planner | Hora Loca: Party Time |

¡Te ayudamos a encontrar lo que estás buscando!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Danos tu opinión

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de organización de bodas o eres un profesional de este rubro, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen en más de 19 países. Más información