Seis tipos de apodos cariñosos que debes eliminar de tu mente. ¡No caigas en el error!

Cuando el amor se convierte en el centro de sus vidas, de una manera natural comienzan a utilizar sobrenombres por el gran cariño que se tienen, ya que hacerlo por su nombre no suena tan cariñoso y es necesario darle ese toque dulzón a la relación, pues al estar en una relación, las endorfinas se disparan y empezamos a tomar actitudes que demuestran nuestro amor, colocándonos apodos con los que creamos ese vínculo íntimo con la pareja. Solo tú le llamarás de esa manera y eso te da la sensación de complicidad, de algo íntimo, y al final de cuentas solo ustedes dos sabrán el porqué del sobrenombre.

Y no solo ello, las vivencias acumuladas incrementan nuestro nivel de confianza en la relación y, sin darnos cuenta, terminamos por pronunciar y aceptar, a veces en contra de nuestra voluntad, una amplia gama de palabras que, según nuestro estado de enamoramiento, pueden llegar a ser tan melosas y absurdas como también ridículas. Sin embargo, no todos los sobrenombres que utilizamos son buenos para la relación o para la persona, y no porque sean palabras con connotación negativa sino porque emocionalmente pueden afectarnos sin darnos cuenta.

Ernesto RodríguezConozca más sobre “Ernesto Rodríguez”
Créditos: Ernesto Rodríguez

La clave para ello es decir más con menos, pero muchas veces entre las parejas se desarrollan ciertos apodos que a veces (casi siempre) llegan a la cursileria como “osito”, “tesoro” o “mami”, o algunos de los más usados por todos y que funcionan muy bien son cariño, cielo, mi amor, mi vida. Es cierto que la mayoría de los apodos son utilizados cuando estamos a solas, y están relacionados a alguna anécdota; pero si deseas decirlo en público será mejor que tomes en cuenta ciertos detalles para no caer en lo cursi. Por eso, aquí te presentamos la lista de los seis tipos de apodos cariñosos que debes eliminar ya mismo de tu diccionario, toma nota:

1. Nombrar mami o papi 

Si te identificas, puede que en algún momento nombraste en forma de cariño “mamacita”, “papacito”, “mamita”, “papito”, etc. Ello puede representar, para algunas personas, una distorsión en la medida que implica darle un papel diferente del de amante. ¡No lo digas más!

25 hermosas y románticas frases sobre el matrimonio, ¡conquista cada día a tu amor!

Rec Time PerúConozca más sobre “Rec Time Perú”
Créditos: Rec Time Perú

2. Infantiles 

“Baby”, “bebecín”, “nene”, “niño”, “pequeño”, “muñeca”… Este va ligado al anterior, tienes una pareja, no un hijo. Debes tratarlo como el adulto que es, porque a la larga, puedes condicionarlo a que se comporte como el apodo que le diste, total, ¡tú así lo ves!

12 cosas que las mujeres esperan de su pareja… ¡Y no lo dicen!

big fish

3. Los “cool”

Si son de las parejas que van mucho al cine, ven películas en versión original, cantan lo último de la música en inglés como Red Hot Chili Peppers creyéndote californiano y están en toda la moda in. Ahora bien, tu pareja no tiene que soportar palabras como bambino”, “baby”, “amore”, “darling”, “miamol”, “mon amour” o “ma chérie”. No eres ni británico ni cubano, así que no pretendas imitarles.

Por el contrario, es cierto que algunas personas, sobre todo a los hombres, no les gusta decir apodos amorosos. Esto no tiene nada que ver con el hecho de que no amen, simplemente que les cuesta trabajo expresar y aceptar sus emociones.

10 cosas simples que todo hombre puede hacer para conquistar a la mujer que ama

celebrities reactions tired stress stressed

4. Salidos del zoo

¿Por qué las personas disfrutan llamando a sus parejas “conejita”, “pajarito”, “cachorrito”, “garrapatilla” (¡¿en serio?!), “palomita”, “pichoncito”, “gatita” y demás? No, no y no. Ahora que nos hemos tranquilizado, reducir a nuestra pareja a un animal es algo vergonzoso, por muy mono o mona que sea. Con este tipo de apelativos, da la sensación de que existe cierto dominio por parte de uno de los dos.

Y si tu pareja se refiere así de ti, dile que no te gusta que te hable de esa forma, que prefieres que te diga algún apodo que sí sea con cariño. A veces en las relaciones de pareja no nos damos cuenta que las personas que más nos aman, son las que más nos pueden lastimar.

animals puppies pugs

5. Juego de niños

Curiosamente, las relaciones implican retroceder en el tiempo y convertirnos en bebés, tan delicados y “ricos” como un algodón de azúcar en Disneyland. “Peque”, “bebé”, “bebecito”, “niña”, “pitufina” y otros cuantos más vocablos infantiles son ideales para acabar con la pasión y limitarse a la ternura. ¿De verdad quieres subir la temperatura con alguien a quien llamas “bebito”? La manía de infantilizar las relaciones se debería enterrar.

Pero es cierto, el amor nos hace perder la cabeza, tal vez por esa razón, nuestra creatividad al utilizar apelativos es un tanto absurda. Pero bueno, el amor es divertido y sin duda, cuando ambos se dicen sobrenombres son de las cosas más hilarantes pero siempre sin llegar al extremos.

birthday cake

6. Aspecto físico

Te suena “gordi”, “cachetona”, “dumbo”, “peludita”, “morena”, “zamba”, “flaquita”, “enana”, “renacuaja”, en fin… Nosotros poseemos una imaginación muy grande y siempre sacará algo físico para referirse a su pareja de una manera divertida y, en ocasiones, hiriente. Con estos apodos se recalcan constantemente los errores y defectos de la otra persona. En este tipo de relaciones el amor pasa a segundo término y predomina la posesión, autoridad y dominio.

Por otro lado, puedes destacar la parte del cuerpo que más te gusta como los “ojitos”, “piecitos” y “naricita” son otros de los motes que se usan entre pareja. Un “guapa” o “mi guapo” a tiempo siempre queda bien, mientras sea espontáneo y dulce, pero no te pases: ni el exceso ni la rutina deben ser tus aliadas.

30 muestras de ternura que toda mujer anhela de su pareja

stop neil patrick harris stop it quit it

El poder de las palabras es enorme y puedes usarlas para construir o destruir (en el amor y en todo). Hay que ser creativos, hay que inventarnos palabras y lenguajes que produzcan cosquilleo para quien lo recibe. El amor nos hace sentir en las nubes, especiales, pero hay que vivirlo de manera madura y responsable.

Es más, cuando amas a alguien y esa persona te ama a ti, no necesitas palabra alguna para demostrarlo; todo lo que haces, dices (y no dices) lo está comunicando. Y a ti, ¿cuál es el apodo que más te gusta o cuál es el apodo más ridículo que has escuchado? No te pierdas de leer también Diccionario para matrimonios: ¡31 conceptos que debes conocer! ¿Cómo encender la pasión de nuevo en la intimidad de la relación de pareja? ¡Atentos a estos consejos de sexólogos!

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Danos tu opinión

Pamela y Gonzalo, una historia que pasó de una amistad laboral a ser el amor de su vida
Pamela y Gonzalo, una historia que pasó de una amistad laboral a ser el amor de su vida
¡Sé parte de la mágica unión de esta pareja! Pamela y Gonzalo nos muestran el mejor día de sus vidas.
Mary Carmen y Esteban, una historia de amor que nació a partir de un ensayo
Mary Carmen y Esteban, una historia de amor que nació a partir de un ensayo
Como una obra de arte llena de amor, así surgió la gran historia de Mary Carmen y Esteban, ¡amor sincero y puro!
Angie y Romano, la mágica unión que nació del amor a primera vista
Angie y Romano, la mágica unión que nació del amor a primera vista
Un amor que nació con el cruce de miradas en una fiesta y después de unos años se prepararon para darse el sí.

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información