¿Cómo podemos hacer llevadera la convivencia cuando ambos tenemos hijos?

¿Cómo podemos hacer llevadera la convivencia cuando ambos tenemos hijos?

¿Tienes dudas sobre cómo formar la nueva estructura del núcleo familiar? El primer paso es conversar y establecer así las normas. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo podemos hacer llevadera la convivencia cuando ambos tenemos hijos?
Créditos: Fox vía Pexels
  • Vida en pareja
  • Recomendaciones
  • Guest-blogger
  • Familia

La clave a la hora de convivir cuando ya ambos integrantes de una relación tienen hijos de anteriores compromisos es establecer reglas claras, coherentes y respetuosas. Pero para poder establecer dichas reglas, primero se debe haber construido, en el transcurso de un tiempo prudencial en el que la relación se iba fortaleciendo, un vínculo entre hijos y adultos de ambos lados, porque si no hay ese ingrediente, el establecimiento de normas se convertirá en una tarea titánica.

En ese sentido, teniendo ya una relación basada en respeto y tolerancia, los adultos deben conversar primero entre ellos y expresar abiertamente cómo se manejaban antes las reglas con sus hijos, para que así de forma realista establezcan las nuevas. Luego es conveniente que cada padre hable con sus propios hijos sobre los cambios que se irán dando y hacerles saber que tendrán voz y voto en varias situaciones y que en otras serán tomados en cuenta, pero que las decisiones serán de los adultos. Preguntarles sus opiniones y dar apertura a preguntas y/o dudas respecto a los posibles cambios. Una vez conversados los diversos puntos, hablar todos juntos sobre las reglas que guiarán en la casa y, una vez más, con sus acciones los adultos deben reafirmar esa posición.

También te puede interesar: Mi pareja tiene hijos, ¿cómo lo manejo?

guardar
Créditos: Vidal Balielo Jr. vía Pexels

Pero, ¿cómo sobrellevar los posibles conflictos de los hijos con las nuevas parejas? No hay que tenerle miedo a los conflictos, la mayoría de las veces se convierten en oportunidades, ya que nos permite conocer qué aspectos faltan mejorar y fortalecer. Por ejemplo, si uno de los hijos reclama que la nueva pareja se mete mucho en lo que hace y no tiene el derecho ya que no es su padre/madre, esta queja más allá de generar incomodidad, da luces de que tal vez no está existiendo claridad en las figuras de autoridad o se están dando comportamientos contradictorios que abren una brecha entre la nueva pareja y su progenitor.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Por lo tanto, cuando ocurren conflictos antes de reaccionar con exigencias, frustración o resentimiento, los adultos deben analizar qué están haciendo que puede estar provocando esta percepción en los hijos, para que una vez que lo identifiquen, puedan tomar las medidas correctivas: hablar de lo que ocurre, pedir disculpas si es necesario, tener nuevas formas de comportarse respecto al punto en discordia, ser consecuente, perseverante y dar el ejemplo de un adecuado manejo ante el conflicto.

guardar
Créditos: Oleksandr Pidvalnyi vía Pexels

Finalmente, formar una nueva familia con hijos a bordo, definitivamente no es una tarea sencilla, por lo que si necesitan tener pautas para hacerlo de la mejor forma posible, podrían recurrir a la orientación de un profesional.

Puedes leer otros artículos de la autora:

La importancia de estar a solas en pareja

Cuatro conductas que destruyen una relación de pareja y cómo evitarlas

¿Cómo construir una relación de pareja sólida?

Danos tu opinión

¡Recibe el 100% de tus regalos como dinero en efectivo!